Provincia

Exigen la retirada de una antena de telefonía

  • Los vecinos del barrio Santa María presionan al alcalde para que cumpla su compromiso de precintar las instalaciones

Los vecinos de varias calles del barrio de Santa María de Medina Sidonia, sobre todo han exigido al Ayuntamiento de la antena de telefonía móvil de la operadora Movistar, cercana a sus viviendas. Especialmente afectados son aquellos cuyas casas están más cercanas al edificio que la Compañía Telefónica Nacional de España (CTNE), entre las calles Atahona y Sidón.

No es la primera vez que el Consistorio asidonense se enfrenta a una petición vecinal similar, pues ahora se repite la situación que el año pasado se daba en este mismo barrio con otro operador de telefonía móvil, en aquella ocasión fue la compañía Orange.

Los vecinos consideran que estas instalaciones son molestas, nocivas y perjudiciales para la salud, además de provocar otros problemas a los vecinos, entre otros, que la antena no permiten recibir con la calidad necesaria la señal de televisión.

Por tal motivo los vecinos de este barrio incluso efectuaron una campaña de recogidas de firmas que fueron entregadas en el Ayuntamiento exigiendo la eliminación de estas instalaciones.

Los afectados por la presencia de estas instalaciones aseguran que hace poco más de un año en el mes de septiembre del 2006 el alcalde de Medina, Francisco Carrera, adquirió un compromiso con la Asociación de Vecinos Cal y Cerro, que representa a todos los habitantes del barrio de Santa María, "para precintar y desmantelar con la mayor brevedad posible la antena de la operadora Movistar". Sin embargo hasta la fecha estos trabajos no se han efectuado, perjudicando notablemente a los vecinos, "no solo por las posibles consecuencias nocivas que pueden provocar las radiaciones de la antena, sino también por el ruido y las vibraciones de las instalaciones que no les permiten conciliar el sueño", según declaraban estos mismos vecinos.

En relación con los problemas que están provocando la antena de telefonía móvil, el Área de Medio Ambiente y Urbanismo del Ayuntamiento asidonense ha destacado que las instalaciones de Movistar han sido objeto de la apertura de un expediente que concluirá con el precinto y el desmantelamiento de la antena. No obstante, no han podido ejecutar esta operación porque están a la espera de que el Juzgado de primera instancia de Chiclana emita la orden que autorice la entrada en el citado inmueble para poder cortar el fluido eléctrico y precintar los aparatos que la sustentan.

El Ayuntamiento ha decidido actuar contra estas instalaciones, mediante de un decreto o resolución del alcalde, Francisco Carrera Castillo debido única y exclusivamente a que las citadas antenas, cajas de acometidas y fluidos eléctricos han sido instaladas sin licencia municipal.

Además, la orden municipal de precinto de las instalaciones telefónicas en el popular barrio ha provocado una importante controversia y discusiones entre vecinos que están a favor y en contra de la actuación municipal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios