Ernesto Marín defiende la honestidad de su nuevo asesor

  • El alcalde aclara a sus socios de gobierno que David Antonio Lucía, exdiputado del GIL, "ni es un tránsfuga ni tiene causa alguna pendiente con la Justicia"

Ernesto Marín mantuvo ayer por la tarde una reunión con sus socios de gobierno para aclarar las incertidumbres creadas en relación al pasado político de su nuevo asesor de Alcaldía, David Antonio Lucía, exdiputado en Melilla del Grupo Independiente Liberal (GIL).

El alcalde, que previamente conversó telefónicamente con el presidente de la ciudad autónoma de Melilla, el popular Juan José Imbroda, para "contrastar, más si cabe, los datos que teníamos en relación a la trayectoria política y profesional de David Antonio Lucía", trasladó y avaló ante sus socios (Butrón, IU; Guerrero, PA, y Polanco, PSA) la "honestidad de una persona que, si bien perteneció al GIL, abandonó las filas del partido al estar en desacuerdo con la forma de actuar del mismo". "Con posterioridad", aclaró, "en calidad de independiente y no como tránsfuga, que no es lo mismo, fue vicepresidente de la asamblea, abandonando más tarde la política para asesorar al presidente de Melilla".

"Un tiempo", resaltó, "durante el que, según me ha confirmado el propio Juan José Imbroda, no tuvo ninguna causa abierta con la Justicia, extremo", subrayó, "que se prolonga hasta el día de hoy".

Ernesto Marín, que reconoció no haber informado antes a sus socios de gobierno del pasado político de David Antonio Lucía, aseguró que, "después de escuchar lo expuesto, se han quedado tranquilos y conformes".

Y es que en horas previas a la reunión Butrón, Guerrero y Polanco habían asegurado desconocer dato alguno sobre el pasado político del nuevo asesor de Alcaldía.

Así, la portavoz del PSA mostró su sorpresa e indicó que, "escucharemos los argumentos del alcalde y si, llegado el caso, no nos convencen, lo analizaremos en el partido para adoptar la postura más oportuna".

En la misma línea, Butrón destacó que, "sólo conocía que había formado parte de la asamblea de Melilla y, por tanto, no puedo hacer valoración alguna hasta escuchar al alcalde". "De todos modos", precisó, "si constatamos alguna irregularidad en su trayectoria, solicitaremos su dimisión".

Por último, Guerrero apuntó que, "lo único que se nos dijo es que venía de Algeciras y que era la persona idónea para el cargo".

Por su parte, desde la oposición, la socialista Cándida Verdier mostró su preocupación por el nombramiento de una "persona que procede del GIL de Melilla y de la que desconocemos qué razones o vínculos tiene con Chiclana para, de la noche a la mañana, convertirse en asesor de Alcaldía".

Verdier, que hizo alusión a la "denuncia por presunta prevaricación de la que, según parece, fue objeto por un tema urbanístico", se preguntó si "éstas son las personas de las que Marín hablaba para lograr un Ayuntamiento de cristal y realizar la mejor gestión en favor de los intereses de los chiclaneros".

Por otra parte, la edil socialista, que se mostró expectante ante las posibles respuestas de IU, PSA y PA, lamentó que, "pese a que fue cesado como asesor de Alcaldía por saltarse un control de la Guardia Civil, Andrés Galindo aún sigue presente en los consejos de Chiclana Natural y Emsisa".

Por último, Isabel Fuentes aseguró que "con el nombramiento del nuevo asesor, Ernesto Marín ha puesto al lobo a cuidar de las ovejas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios