La EPSUVI no ve fundamentos en la denuncia del Puerto Real CF

  • El alcalde Antonio Romero ve "perfecto" que el club se querelle si considera que el convenio no es legal

La denuncia que la asamblea general del Puerto Real Club de Fútbol aprobó presentar contra la Empresa Pública de Suelo y Vivienda (EPSUVI) de Puerto Real no ha cogido por sorpresa al alcalde de la ciudad, Antonio Romero. "El presidente del club ya me había informado con anterioridad de su intención de presentar una denuncia y entiendo que su deber es defender los intereses del Puerto Real C.F., como el mío es defender los intereses municipales", dijo ayer Antonio Romero a este periódico.

La entidad deportiva que preside Antonio Bohórquez ha decidido pedir responsabilidades a la empresa pública municipal por el "incumplimiento" de los convenios suscritos para la permuta de los terrenos e instalaciones del antiguo campo Sancho Dávila. Sin embargo, la EPSUVI pone en duda que la demanda tenga recorrido. "La asesoría jurídica me traslada que la denuncia del Puerto Real no tiene fundamento alguno, aunque a mí, personalmente, me parece perfecto que el Puerto Real Club de Fútbol defienda los intereses que entiende legítimos si considera que se han cometido irregularidades", declaró Romero.

El también presidente de la EPSUVI recordó que el primer convenio que se firmó con la entidad deportiva recogía que, a cambio del Sancho Dávila, había que entregar una parcela al Puerto Real C.F. y se le debía construir un nuevo campo de fútbol para desarrollar su actividad deportiva. "Es cierto que la parcela se entregó, pero el campo no se construyó", ha reconocido el alcalde. Además, también figuraba en el convenio el pago de 386.000 "que sí se entregaron", ha explicado Romero.

Posteriormente, en 2012, se firmó un segundo convenio en el que se recogía que la EPSUVI realizaría también aportaciones económicas al club, de las que ya se han entregado, según la propia empresa, más de 2.300.000 euros. "¿Si el Puerto Real no considera válido ese segundo convenio, por qué aceptaba esos pagos?", se pregunta Romero. "Eso no era un dinero para esponsorizar al equipo, como mantiene Bohórquez".

Sobre la legalidad del cuestionado convenio, la EPSUVI recuerda que cuando el Puerto Real entró en concurso de acreedores, el administrador concursal presentó una incidencia en la que demandó a la empresa pública por ese segundo convenio. Fruto de esa querella, ya existe una sentencia que dice que ese convenio está en vigor.

"Es sólo el Puerto Real quien lo da por inválido. Nosotros no podemos renunciar a él sólo porque el club diga que es ilegal", añadió Romero. Por su parte, el club, que valora la deuda en nueve millones de euros, asegura que el segundo convenio debe declararse nulo porque "se documentó de forma inválida bajo la anterior presidencia del club, a iniciativa de la propia EPSUVI".

Actualmente existe un compromiso municipal de firmar un tercer convenio con el Puerto Real, más adaptado a la realidad actual de la EPSUVI y del propio club. Se basa principalmente en que el Puerto Real tenga un campo de fútbol. También en el compromiso del club de retirar la demanda si se llega a firmar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios