La Diputación vive su pleno más caldeado con Cabaña de presidente

  • El PP reclama sin éxito el cese de Barroso por sus críticas al Rey y abandona la sesión al ser acusado por el presidente de usar partidistamente a las víctimas del terrorismo

Comentarios 13

Todos los diputados del grupo popular abandonaron ayer el pleno de la Diputación provincial después de que el presidente de la institución, Francisco González Cabaña, acusara al PP de utilizar el dolor de las víctimas del terrorismo de manera partidista, en el pleno más caldeado en los cinco años que Cabaña lleva de presidente. El enfrentamiento llegó cuando se debatía el último de los puntos del orden del día, una moción presentada por el Partido Popular en la que pedía el rechazo de las palabras contra el Rey emitidas por el diputado de IU José Antonio Barroso y en la que exigía su cese inmediato como miembro del gobierno provincial.

Con el ambiente bastante encendido, Cabaña acusó al PP de "usar unas veces a las víctimas del terrorismo y otras veces a la monarquía de manera partidista", ya que, para el presidente de la Diputación, la moción sobre Barroso "sólo pretendía provocar una quiebra en el equipo de gobierno de la institución -formado por PSOE e IU- y hacer un juicio paralelo al de los tribunales al ciudadano Barroso". Cabaña se reafirmó en sus palabras ante la petición de retirada de las "graves acusaciones" por parte de las populares, que finalmente decidieron abandonar el pleno sin que se votara la moción en cuestión.

Precisamente porque el asunto está en la Fiscalía, el diputado del PA, Manuel Prado, ya anunció antes que se abstendría en la votación, mientras que el grupo socialista no quiso intervenir en el debate y sólo lo hizo Cabaña en calidad de presidente. El vicepresidenteprimero de la Diputación, Antonio Roldán (IU), también dijo que "esto no debe ser un juicio político" y defendió la libertad de criticar a cualquier institución, citando varios artículos de la Constitución, y argumentando que las palabras de Barroso están ya escritas en varios libros.

La portavoz del PP, Mercedes Colombo defendió luego la "digna y justa decisión" de su grupo y exigió de nuevo que Cabaña retirara sus palabras. Barroso, por su parte, aseguró a los periodistas al salir del pleno que las manifestaciones las hizo en su condición de "hombre libre" y añadió que "el PP es un partido de vasallos y de lacayos y como tal se comportan, por lo que no sorprende el comportamiento que han tenido".

Antes de que el pleno tuviera este final inesperado, los diputados habían debatido sobre varios asuntos económicos. Se aprobaron diferentes modificaciones de crédito, que fueron criticadas por el PP por las veces que a su juicio el pleno aborda cambios en el presupuesto. Además, el diputado de Hacienda, Francisco Menacho, dio cuenta de la liquidación del presupuesto del 2007 e insistió en "la buena salud" de las cuentas de la Diputación. Así, la institución provincial cierra el año con un superávit de 7.640.000 euros, con un remanente de tesorería positivo y cumpliendo con la estabilidad presupuestaria, según apuntó Menacho.

La Diputación aprobó por unanimidad autorizar a Provisa concertar créditos para la promoción de 73 viviendas protegidas en Vejer y 30 en San José del Valle por un valor de siete millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios