Detenido un hombre de 41 años por una agresión sexual en una casa de Arcos

  • La víctima lo reconoció después de que fuera arrestado por robar en la Sierra

Efectivos de la Guardia Civil de Cádiz han detenido a un individuo de 41 años de edad, M.M.B., como presunto autor de un delito de agresión sexual en Arcos. Además al arrestado se le imputan una decena de robos cometidos en varias localidades de la Sierra, hechos por lo que fue detenido en un principio.

La agresión ocurrió en la madrugada del pasado día 25 de mayo, cuando presuntamente el ahora detenido, accedió a través de una ventana al interior de una vivienda de la localidad de arcense ubicada en el paraje conocido como 'La Sierpe'. Allí cogió un cuchillo de cocina y amenazó a la propietaria, de unos 50 años de edad que estaba sola en la casa, consumando la agresión sexual y sustrayéndole además 50 euros en efectivo.

Una de las claves para el atribuirle al detenido la agresión parece haber sido un tatuaje muy característico que tiene en el pectoral derecho. Dado a los pocos datos obtenidos al inicio de la investigación, los agentes tuvieron que realizar numerosas y activas gestiones, entre ellas, contactar con una gran cantidad de establecimientos dedicados al tatuaje. Además, M.M.B. no tenía antecedentes por agresión sexual, y su arresto llegó finalmente por ser al autor de distintos robos en algunas poblaciones el pasado día 30 de julio en Zahara de la Sierra.

Así, tras la ardua investigación desarrollada por los agentes de la Guardia Civil durante dos meses, se pudo comprobar que el acusado de los robos coincidía plenamente con la descripción aportada por la víctima del delito sexual, la cual lo reconoció sin ningún género de dudas.

Según afirmaron fuentes del Instituto Armado, M.M.B. no tenía domicilio fijo y vivía en una tienda de campaña instalada en parajes de difícil acceso y localización, prácticamente oculto, sobreviviendo de los robos y hurtos de comida y ropa que cometía donde instalaba, desplazándose de una localidad a otra a pie. Los agentes han podido comprobar que M.M.B. había estado acampado en Arcos de la Frontera en la fecha que ocurrió la agresión sexual.

De momento, la investigación de la Benemérita ha conseguido que haya sido puesto a disposición de la Autoridad Judicial como presunto autor de un delito de agresión sexual y además de los diez delitos de robo con fuerza en la Sierra. Sin embargo la Guardia Civil continúa con las gestiones ya que sospecha que este mismo individuo podría haber cometido otras agresiones sexuales que aún no han sido denunciadas, aunque no tiene antecedentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios