Costas elabora un estudio geotécnico sobre el acantilado de El Manantial

  • Demarcación prevé concluir el informe la semana próxima, como paso previo para estabilizar las zonas inestables del talud · El organismo no puede ofrecer aún una fecha para la posible reapertura del paseo

La Demarcación de Costas Andalucía Atlántico redactará un proyecto geotécnico en la zona afectada por el derrumbe registrado en el acantilado costero de El Manantial, para analizar el subsuelo y otros aspectos del terreno que conforman el talud existente en este lugar de la costa portuense. Dicho estudio se hará como paso previo a cualquier posible actuación de reforzamiento en el talud, y vendría a complementar un primer informe realizado a las pocas horas del derrumbe por el técnico superior de Costas Rafael Albert, donde se analizaban algunos aspectos del desprendimiento producido.

Como ya ha informado este periódico, el paseo peatonal de El Manantial continúa cerrado al público de forma preventiva, después de que Demarcación de Costas ordenara clausurar el sendero en la zona afectada por el desplome del muro de contención de un chalé, que arrastró ladera abajo una parte del talud, cayendo sobre el sendero peatonal, que por fortuna se encontraba vacío de público.

Demarcación de Costas ha informado que el estudio geotécnico deberá realizarse "como paso previo a acometer los trabajos de retirada de restos, incluso de trozos de muro que aún permanecen inestables y la estabilización del talud que aún permanece igualmente en situación inestable".

En una nota de prensa enviada por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, este organismo señala que una vez realizado dicho estudio, "que la Demarcación de Costas prevé tener en su poder la semana próxima, se ejecutarán, a través de una obra de emergencia, las obras de retirada de restos y consolidación, siguiendo siempre las prescripciones de dicho estudio determine. Esto permitirá restablecer el uso habitual del sendero".

En este sentido, cabe señalar que todavía permanecen sobre la escollera del paseo, en la zona donde está prohibido el paso, varias toneladas de sedimentos formados por piedras, hormigón, arena y restos vegetales, que fueron retirados y arrojados a un lado del sendero peatonal por una excavadora durante los trabajos de búsqueda y limpieza realizados tras el derrumbe. Por el momento, Demarcación de Costas no ha señalado una fecha para el inicio de la consolidación del talud costero y retirada de los sedimentos: "Dada la naturaleza de los trabajos y sin poseer las conclusiones del estudio geotécnico, no es posible avanzar una fecha para la normalización de esta situación", advierten desde el organismo.

Demarcación ha informado también de forma oficial que tras el cierre del paseo, que todavía se mantiene, "se habilitaron accesos que garantizaban el uso y disfrute de todos los usuarios tanto de la playa como del ejercicio del tránsito". En este sentido, Costas ha habilitado una escalera a unos 200 metros de la depuradora de Fuentebravía para facilitar la bajada a la playa a veraneantes y usuarios. En la playa, los bañistas no pueden hacer uso de una zona anexa a la escollera del paseo, de unos 25 metros de ancho por 200 de largo, en prevención de nuevos derrumbe, toda vez que "hay riesgo de nuevos desprendimientos" .

Según el Ministerio de Medio Ambiente "las medidas que ha tomado la Demarcación de Costas están justificadas desde el punto de vista de garantizar la seguridad de las personas en el ejercicio de los usos del Dominio Público Marítimo Terrestre (DPM-T) y sus servidumbres, sin perjuicio de la depuración de responsabilidades que finalmente determinaran la obligación de sufragar la totalidad de los gastos que estas medidas ocasionen".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios