Continua la buena racha en las almadrabas

  • Los últimos días han elevado las capturas hasta 3.200 atunes

Sigue la buena racha para el sector almadrabero. Si hace tan sólo dos días este diario informaba que las almadrabas de Zahara, Conil y Barbate llevaban contabilizadas unas 800 capturas cada una y la de Tarifa, 500, estas cifras han vuelto a crecer hasta situar la cifra global en más de 3.200 capturas.

El presidente de la Organización de Productores Pesqueros de Almadraba, Diego Crespo, explicó a Europa Press que, a final de esta semana, la almadraba de Tarifa ya había capturado 618 piezas, 690 la de Zahara de los Atunes, 990 la almadraba de Barbate y 930 la de Conil de la Frontera, lo que supone, aproximadamente, unas 500 toneladas de atún.

Según dijo Crespo, los trabajadores y las empresas esperan "con ilusión" el final de la campaña, que "es lo que verdaderamente cuenta", ya que las levantás de los últimos cuatro días han permitido que se "cambiaran las caras" tras el flojo inicio de la campaña y esperó que, cuando finalice a mediados de junio, "se cumplan las expectativas y se obtenga recompensa a los esfuerzos realizados a lo largo de todo el año".

Crespo destacó el "enorme trabajo" que tiene detrás esta actividad. Según explicó, el trabajo comienza en febrero con el "calamiento del arte" de la almadraba, que se prolonga durante dos meses. Después, el periodo "teórico" de pesca dura otros dos meses, aunque el número de días efectivos de pesca varía en función del año. Finalmente, se dedican otros dos o tres meses a retirar todos los enseres del mar.

Crespo se refirió a la almadraba como una actividad "muy cara" que requiere de cuantiosas capturas para hacerla rentable y poder garantizar su continuidad. En este sentido, reconoció que la ilusión del sector se ve "truncada" por el establecimiento de una limitación máxima de capturas --fijada este año en 1.427 toneladas aproximadamente-- en un tipo de pesca "muy variable".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios