chipiona

El Consistorio "intentará recuperar ahora" los restos arqueológicos de El Olivar

  • La alcaldesa dice que no se pudieron retirar antes del derribo de la nave porque estaba en "ruina inminente"

Foto denuncia de Caepionis que muestra los restos junto a los escombros. Foto denuncia de Caepionis que muestra los restos junto a los escombros.

Foto denuncia de Caepionis que muestra los restos junto a los escombros.

La alcaldesa, Isabel Jurado, manifestó ayer miércoles que el Ayuntamiento no pudo retirar los restos arqueológicos del pago El Olivar antes de la demolición de la nave de la calle Manzano porque se encontraba en un estado de "ruina física inminente" según informes técnicos municipales de octubre pasado, de manera que era "imposible" el acceso al mismo por el "evidente peligro" que suponía.

La situación del inmueble, que obligó al Consistorio a cortar la calle al "tránsito de vehículos y peatones", impidió, pues, que pudiera ser atendida la solicitud de la Asociación Cultural 'Caepionis'. "Bajo mi responsabilidad, no podía dejar a nadie entrar en la nave para coger los restos arqueológicos. Tendría yo que estar loca para permitirlo", aseguró la regidora chipionera.

Jurado añadió que "para mí, por supuesto, es fundamental el patrimonio histórico, pero es más importante la vida de las personas". "Queremos que se conserve el patrimonio histórico, pero no poniendo en peligro la vida de los representantes de la asociación Caepionis ni de nadie", apostilló.

En la actualidad, los restos en cuestión están mezclados con los escombros del inmueble ya demolido. "El Ayuntamiento pidió a la empresa que tuviera especial cuidado, pero por mucho que hiciera, los restos no quedarían intactos como antes del derribo. Esperamos recuperar algo, porque están protegidos en cajas y sacos. Se intentará ahora recuperar todo lo posible", afirmó.

Por su parte, Caepionis ha difundido un nuevo comunicado de protesta explicando sus gestiones para evitar que los restos hallados en El Olivar no acaben "en ningún basurero de la zona". Este colectivo ha puesto este caso en conocimiento de la Delegación Territorial de Cultura de la Junta de Andalucía y el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil. Insiste en que el Consistorio tiene la obligación legal de proteger los restos arqueológicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios