Comienza a funcionar la Oficina para la regularización de viviendas

  • Las instalaciones darán servicio a 45.000 ciudadanos, permitirá legalizar 15.000 casas y dotar de infraestructuras al 45 por ciento del suelo urbano de la ciudad

Comentarios 1

Chiclana inició ayer, con carácter oficial, su cuenta atrás para convertirse, en el plazo de una década, en una ciudad dotada de servicios e infraestructuras en prácticamente todo su término municipal. Al menos ese es el cometido al que deberá hacer frente la Oficina de Regularización de las Áreas de Gestión Básica, un equipamiento que fue inaugurado ayer y que hoy comenzará a prestar servicio a 45.000 ciudadanos, residentes o propietarios de unas 15.000 viviendas situadas en las nueve AGB delimitadas, que ocupan en total una superficie de 18 millones de metros cuadrados, o lo que es lo mismo, el 45 por ciento del suelo urbano de Chiclana.

Para ello, el propio responsable de la Oficina, Manuel Ángel González Fustegueras, considera "fundamental" la colaboración ciudadana y hace un llamamiento para que "se sumen al proceso porque supondrá un beneficioso no sólo para ellos, sino también para sus hijos en el futuro, para que sus propiedades se revaloricen y, sobre todo, para tener una garantía jurídica y unos servicios básicos y fundamentales hoy en día".

El calendario de actuaciones va a venir marcado tanto por la voluntad de los propios ciudadanos como por el Plan Director de Infraestructuras, un documento que ya cuenta con borrador, pero que aún deberá ser aprobado. Este PDI recoge qué hace falta en cada zona, en cada calle y junto a cada casa. También por donde pasan las líneas de electricidad, por dónde discurren las de saneamiento y hasta qué camino recorre la tubería de Gas Natural.

Las actuaciones que se van a ejecutar, en base a este PDI, supondrán una inversión de 450 millones de euros, una cifra que ha sorprendido al propio Fustegueras, según reconoció ayer tras el acto de inauguración de la Oficina. Y es que el prestigioso urbanista esperaba unos costos bastante más elevados teniendo en cuenta la situación actual y las distancias a cubrir.

En cualquier caso, lo que sí ha querido dejar claro es que "estos costos no van a repercutir exclusivamente en los propietarios de viviendas localizas en las Áreas de Gestión Básica, ya que algunas actuaciones dependerán de otras administraciones, como pueden ser determinados sistemas generales".

De momento, según Fustegueras el principal obstáculo a superar ahora es "convencer al mayor número de ciudadanos posibles para que se sumen a este reto".

Por su parte, el delegado de Urbanismo, José Pedro Butrón, avanzó que a partir de la semana que viene podrán conocerse los costos aproximados de urbanización, unos datos que primero se van a facilitar a los diversos colectivos. No obstante, Butrón aclaró que estos costos son independientes de los que supondrá la legalización de la vivienda, que dependerá de otros muchos factores.

De momento, y a partir de hoy, la Oficina de Regularización comenzará a ofrecer información detallada al ciudadano. No obstante, habrá que esperar a la aprobación definitiva del Plan Director de Infraestructuras para poder iniciar los trámites burocráticos, unas actuaciones que, según las primeras estimaciones, podrían producirse a partir del próximo verano.

A partir de ese momento comenzarán a elaborarse los proyectos concretos de cada zona para poder sacar a licitación las obras. Los primeros trabajos de urbanización no comenzarán, al menos, hasta el próximo año. La Oficina va a poner en marcha una campaña de información a los ciudadanos con objeto de dar a conocer el proceso de regularización.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios