Cientos de personas acuden a la romería de San Isidro Labrador

  • Desde las nueve y media de la mañana, caballistas y vecinos a pie recorrieron los doce kilómetros que se separan Benalup de la pedanía de San José del Malcocinado

Poco después de las nueve y media de la mañana, en una mañana de cielos encapotados, se puso en marcha la romería en honor de San Isidro Labrador, patrón de San José de Malcocinado y de los agricultores y ganaderos. Como cada mes de mayo, esta romería concentró desde primeras horas de la mañana hasta bien avanzada la tarde en el núcleo rural de San José de Malcocinado a cientos de personas que disfrutaron en medio del campo de un gran ambiente de los actos religiosos y festivos programados por el Ayuntamiento de Medina.

La romería inició su partida en la iglesia del Perpetuo Socorro de la vecina localidad de Benalup-Casas Viejas. Entre cantes y bailes en honor de la Virgen, los peregrinos hicieron un par de paradas en los 12 kilómetros que separan Benalup de la pedanía, para reponer fuerzas, primero en el lugar conocido por Casilla de Espina y luego, poco antes de entrar en Malcocinado, en el popular cortijo 'Los Monteros', donde degustaron carne de venado acompañada del fino de Chiclana o Jerez, la cervecita o un refresco y afrontar la última parte del viaje.

Sobre la una de la tarde se produjo uno de los momentos más intensos, el reencuentro anual de la Virgen con San Isidro Labrador, patrón del lugar. Una vez instalados en sus pasos, portados a hombros por mujeres, se dirigieron hacía el interior de este núcleo de población y delante de la pequeña ermita todos los caballistas y jinetes mostraron sus respetos y una ofrende floral.

Tras la tradicional misa rociera, los asitentes disfrutaron de las distintas casetas y chiringuitos, en una extraordinaria jornada de fiesta y alegría en la que siguieron los actos con bailes, degustaciones y atracciones para los más pequeños.

José Rodríguez Crespo, alcalde pedáneo de Malcocinado, y María José Ladrón de Guevara, coordinadora de las fiestas, destacaron ayer que todos los actos que se han celebrado durante estos tres últimos días se han desarrollado con normalidad, salvo una pelea entre jóvenes ocurrida en la madrugada del sábado al domingo. Uno de los implicados en la trifulca tuvo que ser trasladado uno de ellos al Hospital de Puerto Real donde fue atendido por los servicios médicos de varias heridas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios