Bornos pide medidas de seguridad en la escuela taller

  • El alcalde ha solicitado ayuda psicológica para los alumnos del profesor electrocutado

Comentarios 1

El alcalde de Bornos, el popular Fernando García Navarro, solicitó ayer la prestación de ayuda psicológica para los alumnos y los monitores de la escuela taller Casa de los Ordóñez, tras la trágica muerte de Francisco Javier García Jiménez, el profesor que falleció electrocutado hace una semana delante de sus propios alumnos cuando manipulaba unos cables del sistema eléctrico en el edificio que está en rehabilitación.

El regidor bornense ha reiterado esta petición de ayuda por escrito tras solicitarla, según indica, momentos después del fatal accidente laboral a la presidencia de la Mancomunidad de Municipios de la Sierra de Cádiz y a la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía. García Navarro pide de manera urgente que se realicen "las investigaciones oportunas de lo acontecido, a fin de que por parte de la Mancomunidad y la Delegación de Empleo se adopten las medidas de seguridad necesarias para evitar que accidentes laborales como el sufrido vuelvan a ocasionarse", apunta.

Cabe recordar que para hoy está prevista de nuevo la apertura de la escuela taller Casa de los Ordóñez, tras una semana cerrada en señal de duelo por el fallecimiento del monitor de electricidad, de 37 años de edad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios