ejercicio Milex 18

Rota, aún más esencial

  • Las Fuerzas Armadas exhiben en la Bahía sus capacidades para que la Base mande operaciones de la UE y se convierta en cuartel general de la misión Atalanta

Un intenso examen que ayer tuvo su broche final. Así se podría definir lo que se vio ayer desde el buque Juan Carlos I en aguas de la Bahía de Cádiz. Una exhibición de capacidades conjuntas de las Fuerzas Armadas españolas para mostrarle a la Unión Europea que la Base de Rota está preparada para mandar cualquiera de sus operaciones y que también lo está para ser cuartel general de la Atalanta, de lucha contra la piratería en el Índico, que ahora mismo tiene el Reino Unido y que quedará vacante tras el Brexit.

Esta es la apuesta de Defensa, que significará que las instalaciones gaditanas sean más claves y fundamentales aún, con la inversión de 1,5 millones de euros. La ministra del ramo, María Dolores de Cospedal, presente ayer en el evento en Rota, manifestó que la Base ofrece "importantes beneficios operativos" y que la provincia es un marco inmejorable de apoyo al personal "con una sólida infraestructura" y todo tipo de servicios. El Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general Fernando Alejandre, señaló también sus ventajas: es utilizada por las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, es la base principal de la Armada española y está estratégicamente ubicada cerca del Estrecho de Gibraltar y con una excelente climatología.

Unos 550 efectivos de la Armada, de Tierra y de Aire, con cerca de una veintena de aeronaves y tres buques, sacaron músculo para mostrarlo a Europa. Numerosas autoridades civiles y militares de distintos países se embarcaron en el buque insignia de la Armada y vieron de cerca la parte final del ejercicio Milex 18, cuyo objetivo es lograr esa certificación como cuartel general operacional (OHQ, por sus siglas en inglés), un proyecto que se llevará a cabo independientemente de los plazos de la decisión que adopte la UE sobre el mando la Atalanta, explicaron desde Defensa

En sí, el ejercicio, en que participaban 130 personas desde el 13 de abril y que hoy termina, consiste en la preparación y ejecución de una misión en un país ficticio llamado Sarunia. La inestabilidad que se vive en la región obliga a poner en marcha una operación similar a Atalanta, que conllevará ayuda humanitaria y protección a barcos en la zona o a infraestructuras críticas y que se ha liderado desde el supuesto cuartel roteño.

La demostración de ayer se alargó durante un par de horas con varios puntos de atención. Uno de ellos fue el patrullero Vigía, que fue escenario de un supuesto secuestro a un buque y su rescate por un grupo de fuerzas especiales que llegaron al buque desde helicópteros de la Quinta escuadrilla y lanchas de la Armada. Además, evacuaron a un herido durante la misión. Otro fue el traslado de la Infantería de Marina desde el Juan Carlos I en un Chinook HT-17 de Tierra y otro el Retín. Sí, porque otro de los lugares fundamentales para Defensa en Cádiz, acogía mientras una nueva operación de rescate de la tripulación de un helicóptero, una actuación que se pudo ver desde el buque a través de las imágenes proporcionadas al momento por los drones Scaneagle de la Undécima.

Y hubo más. Despegues de Harrier, salto de paracaidistas y una formación de las distintas aeronaves de las Fuerzas Armadas, que realizaron una pasada por delante del Juan Carlos I (P3 orión, AB-212. SH-3D. SH-60B, A-28- Tigre,...). Ver despegar en vertical a un Harrier, o realizar un estacionario, siempre llama la atención y fue inmortalizado por numerosas cámaras y teléfonos móviles bien sujetados. Toda una completa demostración de capacidades conjuntas con 550 efectivos.

Lo visto y las palabras de Cospedal ante una nutrida representación de autoridades europeas confirmaban que España ha "apostado" fuerte con este ejercicio. De la misma manera "viene haciéndolo en todos los pasos relacionados con la Política Común de Seguridad y Defensa", incidió Cospedal. Por eso, ser cuartel de la Atalanta sería un reconocimiento a este esfuerzo, insistió la responsable de Defensa. "España participa en todas las misiones y operaciones militares actuales de la UE (seis) y es la única nación que ha participado desde su origen en la Atalanta".

Esta oferta española se presenta se forma conjunta con Francia, para que la base francesa de Brest albergue el Centro de Seguridad Marítima para el Cuerno de África. Su único rival sería Italia, que ya dirige desde Roma la Operación Sophia de lucha contra la inmigración en el Mediterráneo. La ministra aseveró que Atalanta merece un cuartel general dedicado "en exclusiva" a su mando y que Rota también merece este cuartel. "Al estar basado en el Cuartel General de la Fuerza de Acción Naval, añade una garantía de éxito, ya que ha sido certificado en numerosas ocasiones tanto a nivel nacional como en el marco de la OTAN y ha sido ofrecido como Cuartel General para operaciones conjuntas", ha añadido la responsable de Defensa. "España dispone de la suficiente experiencia y solvencia para afrontar cualquier reto en este ámbito", incidió, y Cádiz, lugar estratégico ya para las Fuerzas Armadas, es la zona elegida para este nuevo cometido.

Cuarteles generales

La UE cuenta en la actualidad con cuatro cuarteles generales además del de Northwood (Reino Unido), ubicados en Potsdam (Alemania), Larissa (Grecia), Roma y París. La propuesta ofrece a la UE mantener cinco cuarteles generales sumando Rota y las autoridades políticas y militares españolas dan por hecho que lo logrará debido al compromiso europeísta de España. Pero la aspiración de España va un paso más allá y ha formulado una propuesta junto a Francia para asumir el resto de tareas que se desarrollaban en Northwood tras el Brexit. Con ella, España aspira a asumir el Rota el liderazgo de la Operación Atalanta el próximo año.

Según explicó la ministra a los medios, a los que atendió tras finalizar el ejercicio en la cubierta de vuelo del buque insignia de la Armada, ser cuartel general significa estar a disposición de la UE para liderar cualquier tipo de operaciones "desde las más demandantes a las más convencionales". Además, considera que Rota merece liderar la Atalanta , una misión en la que ha participado España desde sus inicios hace 15 años, y que significará una nueva inversión en las instalaciones gaditanas.

En el buque Juan Carlos I embarcó una numerosa representación de autoridades civiles y militares españolas y de la Unión Europea. Junto a la ministra de Defensa se encontraba toda la cúpula militar de las Fuerzas Armadas españolas así como el jefe del Comité Militar, Mikhail Kosturakos; o el jefe del Estado Mayor Militar de la UE, Esa Pulkinen. El Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general de ejército Fernando Alejandre, supervisó el ejercicio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios