Barbate precisa más de un millón para las nóminas municipales

  • A día de hoy, los 410 trabajadores no han cobrado aún los salarios correspondientes al mes de junio

Comentarios 5

Una de las complicaciones a las que tiene que hacer frente el equipo municipal que encabeza Rafael Quirós, alcalde de Barbate, este mes de julio, es remunerar la nómina de junio que trae consigo una paga extraordinaria y una retención menor del Impuesto de la Renta sobre las Personas Físicas (IRPF), lo que suponen 200 euros más en los emolumentos personales.

Según los datos aportados por la primera autoridad local, los sueldos de los 410 empleados municipales ascienden a más de un millón de euros. "No estamos hablando de ninguna tontería, y luego no queda dinero para hacer las inversiones que les hace falta al pueblo", dijo Quirós.

El alcalde explicó que "todos los meses hay que buscar 600.000 euros, y este mes hay que buscar otros 600.000 de la paga extra, más los 200 euros de la promesa de Zapatero, que se dejan de retener, aunque problemas hay todos los meses. No hay un mes tranquilo, por lo menos desde que yo he llegado".

Para encauzar esta situación se trabaja en la creación de una empresa municipal de recogida de residuos sólidos urbanos que absorberá a los empleados que realizan este cometido. Igualmente se ha puesto en marcha la empresa municipal del suelo. Según apuntó Quirós, "vía empresas municipales, vamos a intentar que se vaya jubilando gente y sobre todo lo que estamos haciendo es no contratar a nadie, aunque en el último pleno se aprobó el aumento de la plantilla de la Policía Local con cinco nuevos agentes y un inspector, además de un técnico y dos auxiliares de bomberos, ya que se están pagando muchas horas extraordinarias". El alcalde también explicó que "si se contrata a alguien se hará por oferta pública y con cualificación, ya que otro de los problemas es que entre las 410 personas que tenemos, no hay muchos trabajadores cualificados".

Pero pagar cada mes a sus trabajadores no es el único problema económico que padece el Consistorio barbateño, que adeuda 60 millones de euros en total a la Agencia Tributaria, Seguridad Social y proveedores.

Aunque, a lo que menos puede encontrar explicación Quirós es a que el Ayuntamiento se deba a sí mismo 18 millones de euros, unas cifras que han salido del estudio económico realizado por el propio Consistorio, que está pendiente de una auditoría de la Cámara de Cuentas de la Junta de Andalucía. La única explicación que encuentra Quirós a ese "extraño débito" es que "se llevan prorrogando los presupuestos casi cinco años, se cerraban los existentes como convenían para tener margen de tesorería y poder pedir operaciones de tesorería para pagar nóminas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios