El Ayuntamiento congela los sueldos de concejales, asesores y altos cargos

  • El Consistorio jerezano decidió tomar esta medida ante la mala situación económica que atraviesan las arcas municipales

Comentarios 18

El Ayuntamiento de Jerez ha decidido congelar los sueldos a los miembros de la Corporación, los asesores y los cargos directivos con un salario bruto anual superior a los 60.000 euros, una medida que se adopta ante la mala situación económica que atraviesa el Consistorio.

En rueda de prensa, la alcaldesa Pilar Sánchez (PSOE) ha anunciado también su intención de bajar los sueldos a aquellos trabajadores que desempeñaron cargos de responsabilidad en gobiernos anteriores, eliminando unos complementos de productividad por el ejercicio de unas tareas «que en la actualidad no desarrollan».

Al mismo tiempo, la regidora ha anunciado que la subida de sueldo de su jefe de gabinete -que ha provocado las quejas de la oposición- no va a llevarse finalmente a efecto por «expreso deseo» del propio trabajador.

La congelación de la totalidad de los sueldos de los miembros de la Corporación se prolongará «hasta la finalización de la crisis» y afectará igualmente a todas aquellas personas que cuenten con la consideración de funcionarios eventuales de empleo como asesores de los diferentes grupos políticos.

Sánchez ha justificado esta medida en la necesidad que tienen quienes están llamados a gestionar los recursos públicos de dar ejemplo al conjunto de la ciudadanía, «apostando por la contención» en un ejercicio de «responsabilidad».

La congelación salarial de la «totalidad» del cuadro directivo se extiende igualmente a todas aquellas personas que alcancen los 60.000 euros de ingresos brutos anuales como consecuencia de la actualización salarial derivada de la aplicación del convenio colectivo.

Por lo que respecta a la supresión de complementos a los trabajadores que en etapas anteriores ejercieron cargos de responsabilidad, Pilar Sánchez advirtió de que en adelante los sueldos estarán vinculados al puesto de trabajo y la responsabilidad que se asume en cada momento, «sin que se conviertan en un privilegio de por vida».

Sánchez ha reconocido que la aplicación de esta batería de medidas incluye decisiones que «no son fáciles» y que, en ocasiones, pueden resultar «impopulares», pero defendió que «la gravedad de la situación económica del Ayuntamiento» obliga al Gobierno local a actuar «con responsabilidad» y a pedir «un mayor esfuerzo a quienes parten de una mejor situación salarial».

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios