Ayuntamiento y autobús urbano diseñan ya el nuevo trazado definitivo

  • La eliminación de 'bucles' y la apertura de nuevos viales son algunas propuestas estudiadas

En la maraña de calles y direcciones que compone cualquier ciudad, encontrar trazados idóneos para los recorridos del transporte público no resulta tarea fácil. Pero en San Fernando el dibujo de estos segmentos encuentra una simplificación en la existencia de varias líneas paralelas a la calle Real, eje sobre el que vasculaba hasta ahora gran parte del movimiento circulatorio. Esta realidad sin embargo deberá modificarse con la incorporación del tranvía a esta arteria principal. Pero también años antes, o lo que es lo mismo, en pocas semanas, porque el comienzo de las obras supondrá ya de modo definitivo la transformación de los hábitos del isleño.

Es el motivo por que estas líneas paralelas han comenzado ya a cobrar protagonismo. Lo tuvieron con la modificación del trazado realizada por el anterior mandato -en exclusiva andalucista- que sacaba a dos de las tres líneas de Real. Y lo vuelven a tener en estos días previos al inminente arranque de la actuación, prevista para el mes de julio. Porque en estos días se deberá ver el trazado definitivo del transporte urbano para San Fernando, "un poco a ciegas", afirmaba el edil de Transporte, Daniel Nieto, porque aún no cuentan con el plan de movilidad de la Junta. Pero el tiempo apremia, una vez más.

Ayer técnicos municipales y representantes de la empresa de autobuses urbanos Tranvía de Cádiz a San Fernando y Carraca visitaban in situ algunas de las zonas que habían sido propuestas como cambio en una reunión mantenida previamente a primera hora de la mañana. Uno de los principales puntos conflictivos se encuentra en la rotonda de Hornos Púnicos, un nudo de tráfico que en las horas punta suele quedar colapsado. La propuesta es eliminar los aparcamientos para ensanchar los carriles.

Otra de las posibilidades que se barajan es la conexión de Santo Entierro con Batallones de Marina, de tal manera que se agilizara el paso hacia la avenida de La Marina para facilitar la circulación de los autobuses por calles más amplias. Porque éste es precisamente uno de los objetivos que se marca el nuevo trazado, conseguir espacios más amplios y menos sinuosos. Es la única opción posible para agilizar el servicio, una de las principales críticas que realizan los usuarios. Por eso se trabaja en la eliminación de bucles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios