Algodonales vende como reclamo el 2 de Mayo de 1810

  • El municipio celebra hasta hoy la quinta edición de este atractivo turístico local, que disfrutan miles de personas

Un, dos, tres: ¡acción! Y Algodonales se transforma estos días en un inmenso rodaje con trama centrada en la Guerra de la Independencia.

De un lado, el bando de los franceses de Napoleón haciendo gala de su superioridad militar. De otro, un puñado de algodonaleños con más moral que fuerza defendiendo sus posesiones. Y en medio de la trama, cientos de vecinos y visitantes llevan desde el viernes sin perder el compás de la recreación histórica de lo que sucedió en este pueblo serrano en Mayo de 1810, cuando las tropas enemigas entraron en la zona, dejando a su paso un reguero de 70 casas quemadas y más de dos centenares de víctimas mortales.

Este es el hilo conductor de un evento que Algodonales, con 5.700 habitantes, ha sabido consolidar durante los últimos cinco años para convertirlo, hoy por hoy, en un atractivo turístico que despierta el interés dentro y fuera de la Sierra gaditana. Recreando su historia, este municipio está encarando una estrategia de atracción turística que está dando buenos resultados. Por ejemplo, su entrada por derecho en la oferta de lugares que realizan este tipo de escenificaciones. Por no decir las muchas satisfacciones que reciben los propios vecinos, que han tomado la recreación local del 2 de Mayo de 1810 como algo propio.

Y ahí está la clave de su éxito. Nada más que había que echar un vistazo ayer a las calles, bares, restaurantes o ventas de este pueblo para constatarlo.

La localidad vivió durante la jornada de ayer uno de los actos centrales de la programación de la recreación histórica con la escenificación de la batalla entre franceses y locales.

No faltó la presencia de asociaciones especializadas en recreaciones de este tipo como las venidas de La Albuera (Badajoz), Bailén (Jaén) o Camuñas (Toledo). Ni la veintena de puestos sobre oficios y alimentos ambientados en la época. Tampoco faltó otro reclamo paralelo como es la Ruta de la Tapa, que por tercer año consecutivo, persigue dinamizar la actividad económica local. Por poner un ejemplo, en la convocatoria de este año se consumirá alrededor de 20.000 litros de cerveza, según aseguraron los hosteleros.

Apostados en azoteas, balcones o buscando hueco, miles de personas disfrutaron de este reclamo, en el que el vecino de al lado se transforma durante tres días en actor. Y es que, los participantes no dejan nada al azar. Detrás de este montaje, hay horas y horas de ensayos y trabajo que canaliza, en buena parte, la Asociación Histórica Cultural por la Resistencia.

"Veo sus caras cuando están haciendo la recreación y parece todo verdad", confiesa un vecino septuagenario del pueblo, satisfecho de lo que han logrado sus paisanos. Y no es otra cosa que saber que Algodonales ha encontrado un hueco en la ardua lucha que tienen los pequeños pueblos por buscar elementos que dinamicen su horizonte.

El gran catalizador en que se ha convertido el todo poderoso Youtube lo pone de manifiesto. Los vídeos de las recreaciones anteriores y los de promoción están copados de miles de visitas.

La programación del evento finaliza hoy con otras actividades. Uno de los platos fuertes de la jornada es una comida conmemorativa del 2 de Mayo de 1810, en la que se pueden degustar los guisos típicos de la cocina local. Permanecerán abiertos los puestos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios