Absuelto el juez acusado de vulnerar una orden de alejamiento

  • La sentencia considera que el magistrado no tuvo contacto alguno con su esposa

Un magistrado de la Audiencia de Sevilla ha sido absuelto de un delito de quebrantamiento de medida judicial, por el que el fiscal pidió para él ocho meses de cárcel, por incumplir presuntamente la orden de alejamiento de su esposa.

La sentencia del Juzgado de lo Penal número 3 de Cádiz considera demostrado que el juez, J.C.R-V.L., de la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Sevilla, entró el pasado 9 de febrero de 2008 en el antiguo domicilio familiar en El Puerto y que se aproximó a menos de 15 metros de su esposa, pero lo hizo tras adoptar "todas las medidas y cautelas que estaban a su alcance para evitar todo contacto físico y visual con ella".

El juez acudió ese día a la vivienda para dejar a sus dos hijos, tras haber disfrutado del derecho de visitas previsto en la separación matrimonial, y pidió a su esposa, por mediación de su hija, que le permitiera entrar para recoger algunos objetos personales y profesionales de su despacho.

La mujer le dijo que no podía hacerlo pues estaba vigente una orden de alejamiento, a lo que el magistrado contestó, siempre por mediación de la hija, que se encerrara en la habitación del fondo del pasillo, tras lo cual la denunciante terminó abriendo la puerta a través del telefonillo automático.

Pese a que la Fiscalía pidió una condena de ocho meses de cárcel por quebrantamiento de medida judicial, la sentencia considera que el acusado estuvo acompañado en todo momento por su hija y que "no tuvo contacto visual, físico ni comunicación con su esposa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios