La sanluqueña Bianca Estela publica 'El bosque sin tiempo', su primer libro para niños

  • El relato infantil con poso poético ha sido editado por el sello granadino 'Cuadernos del Vigía'

Una isla helada, inútil a los mapas y en la que es posible hacerse con el tiempo que vamos desperdiciando. En su primera obra, Bianca Estela (Sanlúcar, 1982) recrea un cuento lírico con moraleja bastante evidente: tanto repetimos que no hay que malgastar el tiempo, que terminamos perdiéndolo a expuertas.

Bianca Estela se reconoce deudora de la obra de J.M. Barrie . Tal vez por ello dibuje aquí una especie de isla de Nunca Jamás que tiene un regusto a Beatrix Potter y cuela de rondó versos de la poesía española contemporánea - "García Montero, Ángel González, Benjamín Prado...", cita la autora entre sus influencias.

"Los cuentos para niños -explica la escritora- no son cuentos para tontos. Son muy inteligentes y muy curiosos, y captan muchas más cosas de las que creemos".

"He llegado a estar obsesionada con el paso del tiempo -comenta Bianca Estela, al respecto del libro que acaba de publicar con el sello Cuadernos del Vigía-. Tengo dos hermanos pequeños, de ocho y doce años, y veo que es un tipo de preocupación que tenemos tanto adultos como niños. Así que seguí a partir de ese punto, porque creo que es una metáfora bonita la de alergia a las horas que tiene el protagonista".

Estela, que es directora del Festival Internacional de Poesía y Cuento Infantil de Granada, afirma haberse sentido siempre muy atraída por el mundo de la infancia.

"La literatura para niños -comenta al respecto-, me resulta un poco como un poema, porque hay que hablar muy directamente: no puedes enreversar las cosas porque te tienen que entender a la primera. De alguna forma, te fuerzan a trabajar con la esencia de lo que quieres decir".

Aunque el relato El Bosque sin tiempo parece una historia con vocación de continuidad, lo cierto es que la isla perdida no contará con más capítulos. "Ahora mismo -apunta Bianca Estela- en lo que estoy trabajando es en un nuevo cuento, La artesana de las nubes, en el que sugiero que hay una responsable de las formas que van adaptando en el cielo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios