XXIII Festival Iberoamericano de TEatro Reconocimiento

"El mercado lo arrastra hoy todo, también al teatro"

El FIT está hoy de fiesta y se viste de gala para recibir a un viejo conocido, a un visitante asiduo y a un amigo de inquietudes y proyectos: al compañero de viaje José Monleón, ensayista, crítico y director teatral, relacionado con el festival gaditano desde sus inicio, incluso desde antes que se fundara, y firme defensor del teatro latinoamericano. Monleón recibirá "con alegría", a la una de la tarde en el salón de plenos municipal, el homenaje del festival que él mismo que vio nacer, al que vio crecer y que, considera, vino a llenar en su momento un espacio que demandaba con pujanza el teatro latinoamericano. Y habla también del teatro actual, que, lamenta, depende, como todo hoy en día, del mercado: "El mercado lo arrastra todo, también al teatro".

José Monleón, que atiende desde Madrid la llamada telefónica de este periódico, nació en 1927 en la localidad valenciana de Tabernes de Valldigna. Monleón recibirá el homenaje del FIT con "alegría" por tratarse de un festival al que vio surgir de la mano de Juan Margallo y por su permanente inquietud sobre la creación escénica de las dos orillas, la hispana y la americana.

Fue, de hecho, uno de los impulsores de una muestra cultural que se celebraba allá por finales de los años 70 y principios de la década de los 80 en varias ciudades latinoamericanas, entre ellas Cádiz: "Organizamos estas jornadas durante varios años, cinco o seis. Recuerdo que asistió Alberti. Después, cuando Felipe González ganó sus primeras elecciones, nos dimos cuenta de que era el momento del relevo, el momento en el que la administración pública podía hacerse cargo de este trabajo de unión de los teatros latinoamericanos. Y poco después, gracias al trabajo de Juan Margallo, nació el FIT".

Un festival que José Monleón siguió con atención, al que vino en muchas ocasiones y que, piensa, sirvió de mesa para ese reencuentro de "España con América y de América con España" que el momento histórico demandaba tras el final de la dictadura y el encauzamiento de la transición: "Fue importante para mí participar como jurado en el festival de Manizales, donde se vivía este ambiente. Había esquemas que se estaban rompiendo, un teatro independiente que estaba surgiendo, ideales revolucionarios, quizás ingenuos. Fue un etapa de grandes ilusiones, y el FIT encajaba perfectamente en ella". Y tiene palabras, buenas, para la continuidad del festival: "Ha tenido directores con diferentes características, pero todos han trabajado bien".

Sobre el panorama actual del teatro, José Monleón piensa que las artes escénicas no escapan de la ola de neoliberalismo que "se ha adueñado del mundo", por lo que cree que es un elemento más dominado por el mercado: "El mercado lo arrastra todo hoy en día, también al teatro. Lo que tiene cotización aparece, lo que no se va al carajo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios