Los guionistas de Hollywood ponen fin a la huelga

  • El nuevo convenio entre escritores y los estudios fue ratificado por el 92% de los delegados del sindicato de guionistas, el WGA, diez días antes de la ceremonia de los Oscar.

Ya es oficial. Los guionistas estadounidenses han dado el visto bueno al nuevo acuerdo con los grandes estudios de Hollywood y mañana volverán a empuñar sus lápices tras más de tres meses de huelga. El nuevo convenio que regirá las relaciones laborales de los escritores con las productoras fue ratificado por la gran mayoría de los guionistas, más del 92 por ciento de los 3.775 miembros de la delegación del sindicato de guionistas de Estados Unidos (WGA) que acudieron a votar en Nueva York y Los Ángeles. 

"Nuestros miembros han votado y los guionistas pueden volver al trabajo", afirmó exultante Patric Verrone, el presidente de la delegación Oeste de la WGA. Según los resultados de la votación publicados por 'Variety', el nuevo acuerdo recibió el visto bueno de 3.492 miembros del sindicato. Una mayoría aplastante a favor de un convenio en el que los guionistas ven satisfechas sus exigencias, referentes sobre todo a la participación de los ingresos obtenidos por la difusión de sus obras a través de las nuevas tecnologías, especialmente Internet.

Así, el convenio incluye el pago a los escritores de un porcentaje de los ingresos por la difusión de sus obras en Internet, además de doblar los ingresos que se obtienen por la explotación de cintas y programas de televisión descargados a través de la web. En virtud del nuevo acuerdo, los guionistas recibirán 1.200 dólares por cada programa emitido a través de Internet durante los dos primeros años de reposiciones y un 3 por ciento de los beneficios a partir del tercer año. Unas cifras que varían para los productos de entretenimiento que no lleven publicidad, donde los pagos serán del 1,2 por ciento. 

"El éxito de esta huelga es un logro significativo, no sólo para nosotros, sino para toda la comunidad creativa, ahora y en el futuro", señaló el presidente de la delegación Este de la WGA, Michael Winship. "Es un día de alivio y optimismo para todos y cada uno de los miembros de la industria del espectáculo", afirmaron los grandes estudios en un comunicado que suscribieron, entre otros, los directivos de Universal, Sony, Paramount, Disney o Warner Bros, que han sufrido pérdidas millonarias durante estas 14 semanas de huelga.

Ahora sólo falta la ratificación de este acuerdo en una votación de todos los miembros del sindicato, que cuenta con unos 10.500 afiliados, que se celebrará el próximo martes, según decidieron las direcciones de las delegaciones del Oeste y del Este del WGA. Pero los guionistas retomarán el trabajo "inmediatamente" y, de hecho, los funcionarios del sindicato ya han comenzado a enviar a todos sus miembros e-mails comunicándoles el nuevo acuerdo, las fechas de las votaciones y su obligación de volver al trabajo.

El fin de la huelga de lápices caídos que los guionistas mantenían desde el pasado 5 de noviembre llega pocos días antes de que se celebre la gala de los Oscar, que se entregarán el próximo 24 de febrero. "Estoy entusiasmado ante el hecho de que los Oscar puedan al fin celebrarse a pleno rendimiento, con grandes escritores a la cabeza, fantásticos presentadores y actuaciones y, lo más importante, que todos los nominados puedan a la ceremonia sin malestar", afirmó en un comunicado el presidente de la Academia de Hollywood, Sid Ganis. Los Oscar respiran, al fin, tranquilos después de ver como la huelga que dio al traste con toda la temporada de premios es ya historia. 

Sólo hay que recordar lo que ocurrió el pasado 13 de enero, cuando el paro de escritores y la negativa de los nominados a cruzar los piquetes dejó la ceremonia de entrega de los Globos de Oro --los premios más prestigiosos de Hollywood al margen de los Oscar-- en una sosa y descafeinada rueda de prensa. Esta vez sí, Javier Bardem podrá convertirse en el primer actor español oscarizado con todas las de la ley y recoger su premio al Mejor Actor de Reparto en una ceremonia como Dios manda y con todo el glamour propio de la gala más importante del planeta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios