El desafío a lo convencional marca la Bienal de Venecia

  • La edición de este año, que comienza el día 4, cuenta con 89 países, una cifra récord

La necesidad de desafiar los convencionalismos y de poner la atención en las oportunidades latentes serán los ejes principales de la 54 edición de la Bienal de Venecia, que abrirá sus puertas al público del 4 de junio al 27 de noviembre.

La Bienal, presentada ayer en rueda de prensa en la Ciudad de los Canales por la comisaria Bice Curiger, tienen como lema ILLUMInazioni-ILLUMInations. Un juego de palabras con el que se tiene en cuenta el concepto de "nación" sobre el que se construye la muestra gracias a la presencia de los pabellones en los que los diferentes países exhiben sus propuestas artísticas, a la vez que subraya el potencial del arte para explorar nuevas formas de "comunidad".

"Cualquier referencia al concepto de nación automáticamente implica fronteras. ILLUMInations se refiere a otra 'zona fronteriza', la del umbral entre la modernidad y la historia precedente", señaló Curiger.

Con este objetivo, la exposición incorpora en esta edición tres obras del maestro veneciano del Renacimiento Tintoretto, pintor de la luz poco ortodoxo para su tiempo, con el que se quiere crear, en combinación con las trabajos contemporáneos expuestos en la muestra, "una energía pictórica 'anti-clásica' en su conjunto".

En el certamen tendrá un papel activo el español Asier Mendizábal, quien expondrá su obra en la estructura diseñada por el estadounidense Oscar Tuazon.

En esta 54 edición, la Bienal contará con 89 participaciones nacionales, una cifra récord en la historia de la Bienal.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios