Norica en la aldea global

  • La biblioteca electrónica del Instituto Cervantes incorpora a su catálogo de consultas el libro de Juan Ortiz de Mendívil 'Teatro de títeres de Cádiz'

Los títeres de la Tía Norica viajan por el mundo sin moverse de Cádiz. La biblioteca electrónica del Instituto Cervantes ha incorporado este mismo mes a su amplio y prestigioso catálogo de consultas el libro teatro de títeres de Cádiz. El nacimiento de la Tía Norica, un exquisito volumen visual que el madrileño Juan Ortiz de Mendívil publicó en el año 2003, tras un intenso periodo de trabajo de campo y de investigación. La centenaria Tía Norica y sus compañeros de forillo se adentran con este volumen en la aldea global para que el acceso a su historia sea universal.

Juan Ortiz no había oído hablar nunca de los títeres de la Tía Norica. Hasta que a finales de la década de los setenta, recién creado el Ministerio de Cultura en la nueva España democrática, fue nombrado programador de Animación Cultural y en sus manos cayó el expediente de compra de unos históricos títeres gaditanos que, descubiertos por Carlos Aladro, se encontraban olvidados en viejos baúles. Un millón de pesetas pagó Cultura por aquella antiquísima tradición gaditana. Aquel expediente, que contenía el inventario de lo comprado y abundante material fotográfico, hipnotizó de tal forma a Ortiz de Mendívil que se propuso acercarse a estos muñecos, a su historia y a su futuro. Así, organizó en Cádiz, desde su responsabilidad en Cultura, unas jornadas sobre estos títeres. Aquí, tomó contacto directo con ellos, conoció durante unos Carnavales a Pepe Bablé, actual director de la compañía, y a su familia, y concibió la realización de un cortometraje, La locura del sur: "Aquella película fue un paso -dice Juan Ortiz-, me enamoré de los títeres, pero tuve la sensación de que no había cumplido en profundidad, de que pedían algo más, y fue cuando pensé en hacer un libro visual".

Una ayuda pública permitió a este inquieto madrileño comprar "buenos equipos fotográficos, de calidad" y trasladarse a Cádiz para trabajar durante algo más de una quincena en el Museo Provincial, apenas unos días antes de que se abriera la sala de etnografía para mostrar por primera vez los títeres de la compañía gaditana. Ortiz de Mendívil trabajó a conciencia y con detalle cada muñeco, algunos de ellos agrupados, otros en solitario, fotografió todo el legado y se hizo con un material gráfico valioso: "Fue un trabajo arriesgado que completé con un revelado especial que se realizó en Sevilla".

Tras ello, y aunque su primera intención fue confeccionar un libro gráfico, dio otro paso y decidió iniciar un trabajo de investigación acerca de la historia de los títeres, de la Norica y del resto de muñecos, con el objetivo de fijar el nacimiento del fenómeno de los títeres en Cádiz, donde los Autos de Navidad es uno de los textos más antiguo con una versificación y lenguaje propio del Siglo de Oro. La Biblioteca Nacional fue el epicentro de "una exhaustiva investigación" que hizo posible el estudio preparatorio que abre el volumen.

Después llegaría la publicación del libro, cuya primera edición, de 75 ejemplares, vio la luz en 2003 por una subvención del Ministerio de Cultura y realizada, por impresión digital con tecnología Xerox, por Grupo Rafael. Posteriormente, se publicaría una segunda edición de 55 ejemplares y una tercera, ya en 2004, de cien libros. Los volúmenes se reparten por numerosas bibliotecas de España (en Cádiz, en la provincial, municipal, la de Unicaja o el Archivo) y del mundo gracias a una veintena de bibliotecas del Instituto Cervantes, que ahora también ha incluido en su red electrónica un volumen que ha llenado de satisfacciones a su autor, a quien este debut digital complace por el trabajo realizado y, sobre todo, por "Pepe Bablé, por su familia y por el grupo de la compañía".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios