Solbes propone una prórroga gratuita del pago de las hipotecas

  • El Gobierno asumiría el coste de una medida que beneficiaría a las familias con más dificultades económicas pero requerirá un acuerdo entre el banco y el cliente

Cuando faltaban apenas unas horas para que José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy se vieran las caras en el primer debate televisivo desde 1993, el PSOE quiso dar otro golpe de efecto económico. Fue el ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes -el hombre que venció a Manuel Pizarro y multiplicó la moral del socialismo- el encargado de anunciar que si ganan las elecciones ayudarán a las familias españolas en uno de sus principales quebraderos de cabeza: el pago de su hipoteca.

La fórmula: la prórroga gratuita del tiempo de pago de su deuda, de forma que se reduzcan sus cuotas mensuales. Eso sí, será para las familias más necesitadas, aunque no se ha precisado quiénes serán considerados en dificultades suficientes como para merecer la ayuda. Además, se necesitará un acuerdo con notarios, registradores y entidades de crédito, algo que parece sencillo ya que la Administración central asumirá por vía directa o indirecta el coste de esta medida.

El anuncio de Solbes coincide con la crisis de las hipotecas de alto riesgo en EEUU y con el encarecimiento de las hipotecas en nuestro país, que junto a la subida de precios en la cesta de la compra ha llevado a muchas familias a tener dificultades para asumir los pagos. El vicepresidente económico y número dos de la candidatura del PSOE por Madrid aseguró que esta medida, junto a la reducción de 400 euros en el IRPF, "aliviará" los pagos mensuales aunque no especificó qué nivel de dificultad o endeudamiento se necesitará para poder acceder a esta ventaja.

El objetivo del Gobierno es que las familias puedan ampliar "de forma gratuita" el plazo de su hipoteca para ver así reducidas las cuotas mensuales. El PSOE ve la ampliación del plazo como una vía para reducir la cuota mensual, ya que esta medida comporta una serie de gastos de registro, notaría, comisiones y gestoría que "pueden llegar a tener un efecto disuasorio" para las familias.

La ampliación del plazo supone la modificación del contrato firmado con la institución financiera, por lo que debe materializarse con el acuerdo de ambas partes. Sobre esta base, el PSOE quiere impulsar un gran acuerdo entre Administración, notarios, registradores y entidades de crédito que permita la total gratuidad de las ampliaciones de plazo. Actualmente, el coste máximo permitido por ley en las comisiones para la modificación del plazo del capital pendiente de amortizar de una hipoteca está situado en el 0,1 por ciento. El ministro de Economía unió esta medida al compromiso del PSOE de deducir 400 euros anuales durante la próxima legislatura para cada trabajador, autónomo o pensionista. "800 euros por familia si trabajan los dos", subrayó.

En cualquier caso, Solbes insistió en que estas medidas son posibles porque la economía española ha crecido mucho en los últimos años, lo que ha permitido un superávit de dos puntos en el PIB y una reducción de la deuda pública, ahorro que ahora permitirá financiar estas nuevas iniciativas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios