Adiós a los 'secadores de pelo' de la calle San Juan

  • El Ayuntamiento saca a licitación la sustitución de las controvertidas farolas

Comentarios 7

Un conocido refrán señala que 'No hay mal que 100 años dure' pero en el caso de la calle San Juan no ha durado más de una década. En unos meses desaparecerán las controvertidas farolas que en el año 2001 se instalaron en esta céntrica vía y que muchos asemejaron con secadores de peluquería.

Desde que se colocaron estas luminarias, suscitaron un amplio debate ya que eran más los detractores que partidarios, produciéndose, incluso, una queja incluso de la Delegación Provincial de Cultura al considerar que no son acordes con el estilo que debe imperar en el centro de la ciudad, catalogado como conjunto histórico artístico. Por fin, casi 10 años después, se va a proceder a su sustitución por unas nuevas columnas de fundición.

El proyecto se redactó hace unos meses y el Ayuntamiento lo ha sacado ahora a licitación. El coste aproximado de la sustitución, que se hará en toda la calle, será de unos 77.000 euros.

Fue en 2001 cuando el Consistorio se gastó por entonces unos 10 millones de pesetas (unos 60.000 euros) en instalar estas luminarias que no dejaron indifente. Sin embargo, el Gobierno local anunció el año pasado que se procedería a su sustitución por otras "más acordes" con el entorno en el que se encuentra.

En 2007 esta céntrica calle fue reurbanizada tras realizarse mejoras en su red de abastecimiento de agua y saneamiento pero se optó por no modificar el alumbrado público. Ahora se procederá a sustituirlo por nuevas farolas que, según el Gobierno local, mejorarán su iluminación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios