SONDEO ELECTORAL

Suspenso en vivienda y empleo y apoyo a la gestión en sanidad

  • El porcentaje más elevado de desaprobación a la Junta de 2004 a 2008 alcanza el 73,2 por ciento · El departamento de María Jesús Montero recibe el respaldo de la casi la mitad de encuestados

Comentarios 3
FICHA TÉCNICA • METODOLOGÍA Entrevistas telefónicas mediante cuestionario asistidas por ordenador (CATI) • ÁMBITO GEOGRÁFICO Andalucía • UNIVERSO Residentes en Andalucía, de 18 o más años (8 millones) • TAMAÑO MUESTRAL 2.400 entrevistas • MUESTREO Distribución aproporcional por provincias y proporcional a la población de cada una de ellas por tamaño de hábitat. Selección aleatoria de hogar, y, según cuotas (sexo, edad) del individuo a entrevistar • TRABAJO DE CAMPO Del 7 al 15 de febrero de 2008 • ERROR MUESTRAL +2% para datos globales, p=q y 2s • CENTRO DE CÁLCULO Ipsos.

El 54,6 por ciento de aprobación, no muy holgada pero aprobación, que los andaluces dan a la labor del Gobierno de la Junta baja bastantes puntos si la evaluación es por áreas. Ninguna de las materias examinadas (sanidad, medio ambiente, educación, inmigración, empleo y vivienda) llega al 50 por ciento de aceptación. La cara de la moneda es la sanidad, con un 46,1 por ciento de encuestados, casi la mitad, que ve positiva su gestión en los últimos cuatro años. Las dos cruces son la vivienda y el empleo. El 73,2 y el 64,8 por ciento, respectivamente, de los andaluces sondeados rechazan de manera tajante el trabajo de la Junta en estas materias.

· vivienda

El elevado precio de las viviendas o bien la escasez de ella se han convertido en uno de los principales problemas para el ciudadano de a pie. Hasta un 73,2 por ciento de los andaluces encuestados considera que la gestión ha sido mala en los últimos cuatro años. En las 2.400 entrevistas realizadas entre los pasados 7 y 15 de febrero no parece haber hecho mella el todavía caliente Pacto por la Vivienda, que prevé la construcción de 700.000 viviendas en diez años. El rechazo es tal que incluso un 67 por ciento de los que se declaran votantes socialistas rechazan el trabajo de la Junta en esta materia, un 83 por ciento en el caso de los que votan al PP.

· empleo

Es el segundo garbanzo negro según el porcentaje del 64,8 por ciento de encuestados que valoran negativamente la gestión autonómica en este apartado. La incertidumbre económica lo ha convertido en uno de los grandes temas del periodo preelectoral y haya crisis, como asegura el PP, o una mera desaceleración, según el PSOE, los datos negativos ya son una realidad. Tras varios años de aumento en la creación de empleo, el alza del paro ha ido en ascenso, y sólo en enero hubo 533.291 desempleados más (4,4 por ciento). Aunque con variaciones, tanto los votantes del PSOE como los del PP muestran un elevado grado de descontento con el departamento de Antonio Fernández. Ese suspenso va del 53,2 por ciento en el caso de los que se declaran socialistas al clarificador 81,1 por ciento de los que votan al PP.

· inmigración

Es la tercera área gestionada por la Junta peor valorada, con un 59,7 por ciento. La llegada de extranjeros es un fenómeno novedoso y en clara tendencia a aumentar: ya hay más de medio millón de foráneos, lo que supone un 6,3 por ciento del total según los últimos datos oficiales. Sobre ese casi sesenta por ciento de descontentos, en el caso de Almería la desaprobación llega al 63,6 por ciento. Además de la llegada de pateras -como a Cádiz, Málaga y Granada-, la provincia cuenta con las mayores bolsas de extranjeros sin regularizar, y que son el grueso de la mano de obra en los invernaderos. A Almería le siguen en grado de descontento Granada (63,7 por ciento) y Córdoba (63,2 por ciento).

· educación

La gestión de la Consejería liderada hasta el 29 de enero por Cándida Martínez -cesó el pasado 29 de enero por la incompatibilidad del cargo con su candidatura al Congreso- logra un 41,6 por ciento de aprobación. Este departamento ha sido uno de los protagonistas del final de la legislatura por la aprobación de la Ley Andaluza de Educación (LEA) y los decepcionantes resultados del Informe Pisa. Según el documento, los escolares andaluces están tanto por debajo de la media nacional como de la media de los 57 países de la OCDE evaluados. Los encuestados que se engloban en la franja de edad de los 18 a los 24 años son, con un 47,5 por ciento, los que más apoyan la gestión de la Junta en educación. Los de entre 35 y 44 años son, por contra, los más críticos (46,2 por ciento).

· medio ambiente

El 42,4 por ciento de los encuestados apoya la gestión medioambiental de la Junta, que ha tenido como principales avances los traspasos de la gestión de los parques nacionales y de la cuenca del Guadalquivir y la Ley Integral de Calidad Ambiental (GICA). Superan ese porcentaje de aprobación los encuestados de las provincias de Jaén (51,5 por ciento) y Sevilla (44,2 por ciento). Por contra, aquellos que Ipsos ha sondeado en Málaga (46,7 por ciento) y Huelva (46,4 por ciento) se revelan como los más críticos. La provincia malagueña, además de la sequía, sufre las agresiones a su litoral por el urbanismo desenfrenado. Huelva padece las emisiones y los vertidos tóxicos de las empresas del Polo Químico de la capital y los residuos de fosfoyesos.

· sanidad

El departamento dirigido por María Jesús Montero se erige como el mejor valorado de los seis evaluados, en una legislatura marcada sobre todo por la apuesta por la investigación para la medicina regenerativa y la continuidad de la implantación de los Centros hospitalarios de alta resolución de especialidades (Chare). La gestión sanitaria está especialmente bien valorada por la franja de edad más avanzada, de los 65 a 79 años, precisamente aquéllos que a priori hacen uso de los servicios sanitarios con mayor regularidad. De otro lado, el 46,3 por ciento de jóvenes de 25 a 34 años son los más críticos con la gestión de esta área.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios