Andalucía... ¿0.2?

  • Mientras que para las elecciones generales todos los partidos se esfuerzan en comunicarse con los ciudadanos y mostrarse cercanos a través de internet, en las andaluzas no parece haber demasiado interés por explotar las posibilidades de la 'cibercampaña'

Comentarios 9

Como en tantos otros indicadores sobre la Sociedad de la Información, Andalucía no está precisamente a la cabeza en ciberdemocracia. Un vistazo a la lista de webs de los partidos andaluces basta para comprobar que tienen mucho que envidiar a sus hermanos mayores e incluso a otros partidos regionales.

Si en la campaña de las elecciones generales todos los partidos tratan de promover la participación del electorado potenciando las herramientas de la web 2.0 (aquella donde priman blogs, vídeos, redes sociales y todo tipo de sitios en los que el usuario decide y crea contenidos), en las andaluzas la tónica general es la de los contenidos estáticos, información incompleta y poco interés por la interacción. Como mucho, se les puede mandar un email.

Los lectores más especializados podrán hacer un análisis técnico y comprobar que las webs de las campañas no cumplen los estándares mínimos de accesibilidad (especialmente la del PSOE-A, que debería mirarse lo suyo con las barreras) y están plagadas de errores de programación (también gana PSOE-A con 94, IU-LV-CA acumula 78 , PP-A 13 y sólo se salva CA). O que muchas carecen de sindicación RSS, de ahí su infrarrepresentación en nuestro seguimiento. Y los menos, observarán que los candidatos andaluces no nos cuentan su día a día, apenas enseñan sus fotos y no pelean por el voto de los internautas uno a uno como sí hacen Zapatero, Rajoy o Llamazares.

De hecho, aparte de la promesa de ADSL gratis en la precampaña de Chaves, internet apenas está presente entre los temas recurrentes de estas elecciones. Y es que es al presidente de la Junta al que hay que reconocerle sus intentos: es el único que tiene blog (aunque no se le haya ocurrido abrirlo hasta la hora de pedir votos) y cuelga fotos en Flickr (aunque actualiza poco). En el otro extremo, el candidato de Izquierda Unida, Diego Valderas, aún no ha actualizado su web desde marzo de 2004. Es más, sigue atribuyendo el 11-M a ETA.

Mención aparte merece la web de Coalición Andalucista, que hasta el mismísimo día de la pegada mostraba tan sólo una foto de Julián Álvarez y se ha puesto las pilas en tres días: fotos, descargas y hasta un Youtube con un "Cámera Café andalucista". Los gags en los que cinco personajes parodian el popular programa de Telecinco (copiando incluso la sintonía) son, además de una exaltación de los clichés del "humor andaluz", prácticamente las únicas gracias de una campaña que, en cuanto a comunicación, está siendo bastante conservadora.

Sólo las Juventudes de IU parecen dispuestas a contar su campaña de cerca, mediante un blog, aunque nada que ver con los vídeos y los dibujos animados de 'Superllamazares'. Se les nota la falta de medios, pero lo suplen con software libre. Es lo bueno de la web 2.0, que proporciona herramientas gratuitas o de bajo coste. Lo malo, que ya no tienen excusa. Si recién llegados como Ciudadanos o UPyD pueden, ¿por qué los partidos andaluces mayoritarios no?

No obstante, los directores de campaña sureños no han de sentirse acomplejados, estas cosas pasan hasta en las mejores familias: UnclickporRajoy.com, la nueva iniciativa cibernética de Mariano, no funciona. La idea es contabilizar una cantidad ingente de clicks de ratón como si fueran vivas por el candidato (aunque sea "porque te gustan los hombres con barba"), pero, al menos en el momento de escribir este artículo, un error de la base de datos hace que hasta ahora nadie haya movido un dedo por Rajoy.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios