Manual de instrucciones del 9-M

  • Los partidos marcan a sus candidatos las líneas del discurso a seguir durante los próximos 15 días · Cada jornada se comunica a través de SMS y correo electrónico las ideas que se deben transmitir

En política, nada, o casi nada, es gratuito, menos aún si lo que se apuesta es el juego de poder en los próximos cuatro años. Más de 1.700 candidatos combaten estos días por conseguir uno de los 109 sillones del Parlamento autonómico y deben acudir a la campaña con la lección bien aprendida. Para ello, los grandes partidos han distribuido entre sus representantes las llamadas guías de campaña, auténticos manuales de instrucciones que les marcan la senda de sus discursos de aquí al día de las elecciones.

En el caso del PP han optado por no imprimir, al menos eso dicen, el documento. Las claves de la campaña llegan directamente desde la oficina andaluza en Sevilla y del coordinador adjunto de la campaña, Ricardo Tarno. "Los candidatos con el programa tienen un breve resumen de lo ocurrido hasta ahora en Andalucía y las propuestas del PP. Lo único que les pedimos es que sean ellos mismos", recalca Tarno. Eso sí, cada mañana los populares desayunan con un correo electrónico donde se les indican los argumentarios con los que responder a los temas del día. Y es que además de la guía de campaña, que sirve de libro de texto, llegan los deberes diarios: el e-mail y SMS que mandan las sedes centrales a sus postulantes con los asuntos del día y las directrices de la dirección. Poco espacio pues para la improvisación. Incluso si un asunto resulta urgente llegan respuestas a través de los mensajes SMS al teléfono móvil.

El PSOE distribuyó hace semanas entre los suyos su manual con un mensaje claro: "Hay que realizar una campaña de fuerte componente ideológico, de diferenciación de modelos y de alto valor simbólico". A lo largo de 31 páginas se desgranan las claves de lo que van a ser los próximos quince días y en el que fijan el objetivo de alcanzar la alta participación de 2004 -76,44 por ciento-. Para ello, el PSOE incidirá en los votantes de izquierdas que pueden ser más perezosos a la hora de ir al colegio electoral: "Mujeres, jóvenes, clases medias y medias bajas, cuello azul (trabajadores), parados, estudiantes, ciudadanos con estudios secundarios y los no cabezas de familia". Para ello, no dudarán en usar la estrategia de que viene el lobo, por lo que desglosan un amplio cuadro comparativo entre los gobiernos de Aznar y la cosecha de la primera legislatura de Rodríguez Zapatero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios