Bruselas da luz verde a la incorporación de Eslovaquia a la eurozona

  • La Comisión Europea ha dado luz verde a la incorporación de Eslovaquia a la eurozona, al considerar que el ex país comunista de Europa del Este ha cumplido los criterios de adhesión establecidos en el Tratado de Maastricht

Comentarios 1

En su revisión periódica de los esfuerzos de convergencia que realizan los estados de la UE, el Ejecutivo comunitario ha llegado a la conclusión de que Eslovaquia "ha alcanzado un elevado nivel de convergencia económica duradera" y "está lista para adoptar el euro el 1 de enero de 2009".

El informe de convergencia de la CE, publicado hoy, recomienda no obstante a las autoridades de Bratislava que prosigan sus esfuerzos en dos direcciones, a fin de garantizar que la adopción del euro sea un éxito.

En primer lugar, "deberán mantener un ambiente poco inflacionista, fijarse objetivos más ambiciosos por lo que respecta al saneamiento presupuestario y reforzar su posición competitiva".

Además, Eslovaquia "debe ahora acelerar los preparativos prácticos para que el paso a la moneda única se desarrolle sin contratiempos, como ha sido el caso con Chipre y Malta en enero de 2008".

En la actualidad, quince de los veintisiete estados de la UE tienen el euro como moneda: Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, Eslovenia, España, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Malta y Portugal.

En el mismo informe, la Comisión ha evaluado el estado de preparación de los otros nueve países que se benefician de una "derogación" para el paso a la moneda única.

Se trata, además de Eslovaquia, de ocho estados de Europa central y oriental -Bulgaria, República Checa, Estonia, Letonia, Lituania, Hungría, Polonia y Rumanía- y de Suecia.

Aunque todos ellos "han progresado" en la vía hacia la moneda única, ninguno cumple todavía, según la CE, todas las condiciones de convergencia para adoptarla.

El comisario europeo de Asuntos económicos y monetarios, Joaquín Almunia, les ha animado hoy a "proseguir e intensificar sus esfuerzos", porque la adopción del euro "está claramente en su interés a largo plazo".

Corresponderá al Consejo de Ministros de Economía y Finanzas de la UE, conocido como Ecofín, en su sesión del 8 de julio, tomar la decisión final sobre la ampliación de la Eurozona, una vez consultado el Parlamento Europeo y sobre la base del debate que dedicarán a la cuestión los jefes de estado o gobierno europeos durante la cumbre de Bruselas de los días 19 y 20 de junio.

En nombre de la presidencia de turno de la UE, el ministro esloveno de Finanzas y actual presidente del Ecofín, Andrej Bajuk, se ha felicitado por la recomendación de Bruselas.

"Apoyamos los esfuerzos del gobierno eslovaco por asegurar una suave transición a la moneda única a partir del 1 de enero de 2009", ha afirmado en un comunicado.

"También apoyamos", ha añadido, "ampliaciones futuras de la Eurozona, sujetas a la condición de que se cumplan claramente los criterios requeridos para ello".

La adopción de la moneda única es obligatoria para todos los países de la UE que cumplan los criterios de convergencia establecidos en el Tratado de Maastricht, salvo para el Reino Unido y Dinamarca que obtuvieron sendas cláusulas de "no participación".

Todos los que no cumplen las condiciones de Maastricht son objeto de una "derogación" temporal de la unión monetaria que desaparece cuando la Comisión certifica su cumplimiento.

Los criterios de convergencia son cuatro: finanzas públicas saneadas, estabilidad de precios, estabilidad del tipo de cambio y convergencia de los tipos de interés a largo plazo.

En marzo, Eslovaquia registró una tasa media de inflación interanual del 2,2%, netamente por debajo del valor de referencia entonces, situado en el 3,2%.

También el déficit y la deuda públicos estaban muy por debajo de los umbrales de Maastricht: 2,2% del PIB en 2007 para el déficit (valor de referencia: 3% del PIB), y 29,4% del PIB para la deuda (referencia: 60% del PIB).

El tipo medio anual de interés a largo plazo en febrero de 2008 fue del 4,5% (valor de referencia: 6,5%).

Por lo que respecta a la estabilidad monetaria, la corona eslovaca forma parte del Mecanismo europeo de cambios desde noviembre de 2005, y aunque ha experimentado una fuerte subida respecto al tipo pivote central, la Comisión considera que los motivos de esta apreciación "son sanos" y que la divisa eslovaca "no es objeto de tensiones graves".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios