Tercera función de cuartos

Vera y Rivero suben su apuesta

  • 'No tenemos el congo pa farolillos' y 'Vive, sueña, canta' van a más en una sesión que se desinfló tras el descanso 

  • La chirigota de Rober Gómez y la comparsa de Romero Bey se postulan como sorpresas

El coro 'Vive, sueña, canta'. El coro 'Vive, sueña, canta'.

El coro 'Vive, sueña, canta'. / Manuel Esteves

Alcanzamos el ecuador de los cuartos con una función de más a menos y que tuvo en el coro de Luis Rivero y la chirigota de Vera Luque a sus principales reclamos, ambas aumentando el nivel de sus coplas considerablemente respecto a su primer pase. También brillaron la chirigota de Rober Gómez y José Juan Pastrana y la comparsa de Juanma Romero Bey, un soplo de aire fresco para sus respectivas modalidades y candidatas a dar la sorpresa.

El coro de Luis Rivero subió la apuesta en letras, añadiendo buenos tangos y un gran cuplé a su completo espectáculo musical. Reivindicaron a los héroes anónimos, ingenieros, científicos, inventores y demás genios despreciados en este país en su primera letra; la segunda, dura y directa, fue para la hipocresía de los carnavaleros que cantan contra el machismo y luego no predican con el ejemplo. Dieron el golpe con su primer cuplé, más de actualidad imposible, para la detención de Quique Pina de esta misma mañana. Manejan todos los registros con una soltura pasmosa. Van a más.

Tras disfrutar durante unos minutos del cuarteto primer premio de juveniles, 'El jeque más rico del mundo y los que le ponen el yate a punto', pasó por las tablas la comparsa de Faly Pastrana, 'La niña del viento', que lució un imponente conjunto de voces. Por encima de las letras. Mejoró respecto a su primer pase, y de qué manera, la chirigota del Vera. El grupo disipó las dudas que dejó su primer pase con grandes letras, buenos pasodobles para "el abismo" que suponen los 14 kilómetros que separan África de Europa por el Estrecho de Gibraltar y para que los gaditanos defiendan su fiesta. Buenos cuplés para Pablo Motos y para una complicada salida con el perrito... Las geniales cuartetas del SAS y la boda congoleña dan brillo al popurrí. Como siempre, estarán en la pelea por todo.

Antes de tomarnos un descansito disfrutamos de la elegante comparsa de María Núñez, que resolvió su deuda pendiente con los cuartos -que ya merecieron disputar con 'La niña' o 'Las luneras'- con un digno pase en letras e interpretación, y de la divertida chirigota de Rober Gómez y José Juan Pastrana, que oposita a revelación del presente Concurso. Buenos pasodobles, bien desarrollados, a un emigrante en Bruselas (que no era Puigdemont) y en defensa del localismo en las coplas, que nunca se pierda. Ánge en los cuplés, para el Salón Manga y para una obsesionada con la serie 'Narcos'. Lo de "menudo o plomo", sencillamente espectacular. Y el popurrí, con golpetazos como el de "dónde aparcan los del peaje", no pierde poderío. Gran poca vergüenza y un arte que no se puede aguantar.

Tras un breve descanso, las coplas regresaron de la mano del coro de Quico Zamora y Abraham Sevilla, que evidenció un ligero avance en cuanto a interpretación respecto a su primer pase. Las letras en cambio no lucieron demasiado. También creció en cuanto a ejecución la comparsa de Juanma Romero Bey, que nos regaló un pase mágico por su calidad musical y vocal. Sus pasodobles fueron para los incendios forestales y para el alcalde, curioso, pidiéndole que vuelva a su comparsa. Presentación, estribillo y popurrí son un espectáculo, con aroma de romero (Bey). Despedimos una segunda parte de función con cierta sensación de déjà vu de preliminares con la chirigota de Rota 'Este año ya nos despedimos' y la comparsa 'El oro negro', ambas mejor en interpretación que en repertorio.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios