fútbol liga santander

Entre el sueño y la realidad

  • El Barcelona recibe a un Girona que pisa por primera vez el Camp Nou y que pretende estrenarse a domicilio en 2018

  • Valverde, pendiente de Piqué

El delantero del Girona Stuani remata durante un entrenamiento. El delantero del Girona Stuani remata durante un entrenamiento.

El delantero del Girona Stuani remata durante un entrenamiento. / robin townsend / efe

Después del sufrido empate conseguido en Stamford Brigde ante el Chelsea, el Barcelona regresa a la competición liguera en la que necesita reencontrar sus buenas sensaciones, esta vez ante el Girona, seguramente el equipo revelación del curso, que jugará por primera vez en el Camp Nou.

Los de Ernesto Valverde han perdido frescura en el último mes, que ha coincidido con un carrusel de partidos en Liga y Copa del Rey, además del último de Champions en Londres. El Barça, después de golear a la Real Sociedad (2-4), en uno de sus desplazamientos históricamente más complicados, ha encadenado diez partidos desde el 17 de enero, en los que ha cosechado seis victorias, tres empates y una derrota (Espanyol en Copa).

Los de Machín, a hincar el diente a los líderes, que andan sin frescura en el último mes

La idea de Valverde es que su equipo recupere sus buenas sensaciones que lo llevaron a escaparse al frente de laLiga -llegó a tener 11 puntos de ventaja- y a meterse en la final de Copa.

Está pendiente el técnico del estado físico de Piqué, quien a pesar de jugar en el partido de la Champions anda renqueante y ya se ha perdido algún encuentro liguero. Todo apunta a que Valverde utilizará rotaciones y dará minutos a jugadores que no han tenido ocasión en los últimos partidos

El rival, el Girona, es un equipo con mucha calidad, la revelación del curso, y ha puesto en serios problemas a equipos punteros. Será la primera visita del equipo de Pablo Machín al Camp Nou, en un partido que sus pupilos afrontan con la moral por las nubes y con la satisfacción de estar haciendo muy bien las cosas en la temporada de su debut en Primera.

De hecho, el partido contra el Barcelona en el Camp Nou es uno de los que la ilusionada afición rojiblanca esperaba más ansiosamente desde que el pasado 4 de junio el equipo certificó el ascenso a Primera División. Allí intentarán lograr la primera victoria lejos de Montilivi de este 2018.

Es cierto que el escenario no es el más propicio para los rojiblancos, que en lo que va de año han empatado en el Wanda Metropolitano (1-1) y en La Rosaleda (0-0) y han perdido en el Sánchez- Pizjuán (1-0), pero, tras ser en el primer tramo de la liga fue uno de los conjuntos más fiables como visitante, confían en sus opciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios