Hay fútbol tras el penalti

  • El nuevo Cádiz se reencuentra con Carranza en su torneo recibiendo a un Athletic que llega tras tres derrotas consecutivas · Gracia puede contar con todos salvo Carlos, que no está bien físicamente

Comentarios 13

No queda tan lejos el penalti más maldito en la historia del Cádiz. Un lanzamiento del experto Abraham Paz que ha marcado un antes y un después en Carranza. La dichosa pelotita se burló de la ilusión de una masa social ejemplar y mandó al infierno a un conjunto que parecía haber cubierto el cupo con los nueve años que vivió en el pozo.

Un Cádiz de Segunda División B, al menos hasta que el Comité Español de Disciplina Deportiva (CEDD) no diga lo contrario, vuelve a afrontar su trofeo en una desigualdad de condiciones espectacular respecto a los otros tres rivales del cuadrangular. La primera piedra se antoja, a priori, como la más asequible. Si bien no hay que olvidar que se trata de todo un Athletic de Bilbao que con Caparrós en el banquillo es sinónimo de empuje y garra. Los leones, hasta en sus peores años, siempre sueltan la zarpa para acabar con cualquier contrario. Ahora, en verano, acumulan tres derrotas seguidas.

Para el Cádiz de Javi Gracia es el reencuentro ante su gente, la presentación de ese equipo nuevo que nada tiene que ver con el que hizo el ridículo la temporada pasada a pesar de contar con un elenco de jugadores importantes para competir en la categoría de plata. La modestia se ha vuelto a asentar en la Tacita porque el proyecto que Antonio Muñoz ha puesto en manos de Julio Peguero está acompañado de fichajes casi desconocidos en la mayoría de los casos y apuestas por jugadores jóvenes cuyo rendimiento es una incógnita. Quizá lo más preocupante para dar la bienvenida y tratar de enganchar a aquellos seguidores que todavía se muestren dubitativos, es que la plantilla no está cerrada y que uno de los teóricos organizadores que se ha fichado fue presentado hace 48 horas. Por lo tanto, el equipo afrontará la primera semifinal sin director de orquesta.

Los aficionados que acudan esta noche al remozado coliseo de la ciudad, donde el estreno del Fondo Norte contará con su protagonismo, podrán ver a las nuevas adquisiciones del equipo. El técnico no ha dado a conocer la convocatoria ni ha dado pistas sobre el once que pondrá en liza sobre el excelente césped del estadio, aunque en el entrenamiento de ayer reunió a un grupo de jugadores y apartó a otro que demuestra por dónde van sus intenciones. Ese trabajo lo hizo con Dani, Casilla, Mansilla, Cristian, David García, Raúl López, De la Cuesta, Dani Fragoso, Fleurquin, Bezares, Enrique, Juanma, López Silva, Acuña, Fran Cortés, Rubiato y Manu Barreiro. Al margen se quedaron Vella, Andrade, Luismi, Fornell y Rodrigo Lamardo, el argentino que está a prueba. A Ezequiel y Lucas no se les vio ni en uno ni en otro.

El equipo se encuentra en un momento de la pretemporada en el que quizá le llega pronto el Trofeo. La imagen de hoy puede ser desproporcionada para bien o para mal y, además, no coincidir con la realidad del momento. La motivación y el afán de superación pueden ser un arma de doble filo para los amarillos si el empeño es exagerado por querer demostrar en 90 minutos lo que hay que saber racionar para toda una temporada.

Pero como se trata del Trofeo de los trofeos, las espadas están en todo lo alto en busca de la monumental copa. Del anfitrión siempre se espera mucho en su gran cita veraniega, aunque la diferencia de categoría entre este y el Athletic debería marcar la diferencia. Que ruede el balón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios