Fútbol l Tercera División

Agridulce balance del año zanjado

  • El presidente del Puerto Real pasó en 2007 "de la decepción a la satisfacción"

Un par de días después de estrenar el año 2008, y a pocas horas de que el Puerto Real reanude la competición tras el parón navideño, el presidente verdiblanco realizaba ayer un balance de lo que significó el año 2007 para la entidad de la Villa, además de expresar sus deseos para el presente ejercicio.

El dirigente puertorrealeño no dudó en afirmar que 2007 le dejó diferentes sensaciones. Así, Antonio Bohórquez reseña que "en primer lugar, lo que supuso el periodo de enero a junio, no voy a negar que me decepcionó el rendimiento que tuvo el equipo, que no estuvo a la altura de lo que se esperaba, por lo que perdimos las opciones por pelear por el ascenso".

Por otro lado, agrega que "sin embargo tengo que reseñar que estoy satisfecho con lo que el equipo ha realizado hasta el momento, estamos dentro de las metas que nos hemos marcado al inicio de la campaña y, salvo el bache sufrido, que es normal en todos los conjuntos, creo que vamos por buen camino".

Sobre el futuro del Puerto Real en el año 2008, el presidente verdiblanco apunta que "al nuevo año le pido algo que creo que es lo habitual, que se cumplan los objetivos que tenemos, que pasan por acabar entre los cuatro primeros al final de la temporada regular, lo que nos permitiría luchar por ascender de categoría". Al respecto, apunta que "yo veo a los jugadores muy comprometidos con el proyecto, en una buena predisposición que deseo se traduzca sobre el terreno de juego para dar sus frutos".

Otro de los grandes proyectos que se le presentan a la entidad puertorrealeña es la construcción del nuevo estadio en los terrenos de Entrevías. Sobre ello, Bohórquez precisa que "confiamos que este año sea el de la modificación puntual que nos permita comenzar con esta instalación tan necesaria para el club, por lo que una vez que se culminen los trámites administrativos necesarios el Puerto Real comenzará a ejecutar los primeros trabajos. Por eso esperamos que en este 2008 se ponga ya la primera piedra del nuevo campo".

Todo un saco de esperanzas en verdiblanco que sólo el tiempo dirá si se cumplen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios