Las obras de la Gran Plaza sobre el río Iro entran en su recta final

  • La adjudicataria ha iniciado ya los trabajos para unir este equipamiento a las plazas de Andalucía y de España, lo que permitirá su utilización a partir de este verano

Comentarios 11

La empresa adjudicataria del aparcamiento subterráneo situado junto al río Iro, responsable a su vez de la construcción de la Gran Plaza, está desarrollando durante estos días los últimos trabajos previos a su apertura, tras haber llegado recientemente a un acuerdo con el Ayuntamiento para poner fin a unas obras que se prolongan ya por espacio de más de cinco años y cuyo resultado cuenta con numerosos detractores, muchos de ellos partidarios incluso de su derribo, a pesar del elevado costo que ha significado para las arcas municipales.

Los trabajos que se están llevando a cabo en la actualidad se limitan ya a coser la Gran Plaza sobre el río con las plazas colindantes, esto es, la de Andalucía y la de España. Dichos trabajos están dirigidos fundamentalmente a igualar o, cuando menos, minimizar las diferencias de pavimentación y los niveles que existen con respecto a las dos plazas colindantes.

En principio, y según las estimaciones del equipo de gobierno municipal, se espera que estos trabajos, si no se presentan nuevos e inesperados contratiempos, puedan quedar completados en el plazo máximo de un mes y medio, lo que permitiría su uso, por parte del ciudadano, durante el presente verano, precisamente uno de los escasos momentos del año en el que las corrientes de aire no van a ser obstáculos para una estancia agradable.

Como ya ha anunciado el equipo de gobierno municipal, la plaza no será inaugurada, limitándose por parte del Ayuntamiento a su apertura al público, ya que el cuatripartito se ha mostrado en reiteradas ocasiones contrario a este equipamiento, al calificarlo como "innecesario" y de "despilfarro de dinero público".

La Gran Plaza comenzó a construirse el 8 de abril de 2003, una fecha de triste recuerdo por cuanto aquel mismo día era asesinado en la Iraq el cámara de Tele 5 José Couso. Por entonces se decía que el proyecto impulsado por el equipo de gobierno socialista estaría culminado en 18 meses. Hoy, 61 meses después de la colocación de la primera piedra o, lo que es lo mismo, después de haberse triplicado el plazo de ejecución, sigue sin estar finalizada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios