Ayuntamiento y Junta negocian una solución definitiva para Miralrío

  • Ambas partes mantienen diferencias sobre la permuta de la vía pecuaria · Butrón destaca que la ciudad dispondría de dos millones de metros cuadrados de suelo industrial si se desbloquearan los proyectos

Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Chiclana volvieron a sentarse ayer para intentar buscar una solución definitiva a la situación de bloqueo que afecta al futuro polígono industrial de Miralrío, unos terrenos de casi 400.000 metros cuadrados y cuya puesta en valor ha sido intensamente reclamada por el sector empresarial, tanto local como de gran parte de la Bahía de Cádiz.

Este parque industrial, situado junto a la autovía A-48, es considerado como "fundamental" por los agentes económicos para el desarrollo económico de la localidad. Sin embargo, su puesta en marcha sigue dilatándose en el tiempo, acumulando ya años de retraso debido a diversos problemas, la mayoría de ellos de índole burocrático.

Actualmente, el principal escollo lo representa la existencia de una vía pecuaria en su superficie. La Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Medio Ambiente, está dispuesta a efectuar el deslinde necesario, un trámite que el Ayuntamiento de Chiclana ha reclamado con insistencia.

Sin embargo, y aunque las dos partes están de acuerdo, existen discrepancias en la forma de llevarlo a cabo.

Por este motivo, tanto Junta de Andalucía como Ayuntamiento de Chiclana han vuelto a sentarse una vez más para negociar una solución al conflicto.

En esta ocasión, la cuestión a tratar era la permuta de los terrenos que ocupa la vía pecuaria para que Medio Ambiente pudiera llevar a cabo el deslinde.

En principio, la Junta de Andalucía había planteado dos alternativas para llevar a cabo esta permuta. "O bien se valoraban económicamente los terrenos o bien se intercambiaban por otros de iguales dimensiones. Es decir, metro cuadrado, por metro cuadrado", según confirmó ayer a este Diario el delegado municipal de Urbanismo, José Pedro Butrón.

Estas opciones planteaban varios problemas, siendo el más grave de ellos el hecho de que el Ayuntamiento podía ofertar suelos de vías pecuarias en Novo Sancti Petri, pero su valor económico se dispararía y ello conllevaría graves perjuicios económicos para aquel promotor que se decidiera a construir en una Unidad de Ejecución afectada por la vía pecuaria resultante de la permuta, ya que todo el costo de la operación podría recaer sobre prácticamente un solo solar.

En este sentido, el Ayuntamiento, cabe recordar, había ofrecido como alternativa una solución pionera en Andalucía y que era la permuta por otros terrenos.

Sin embargo, al final ni una ni otra alternativa parece que vayan a salir adelante, ya que, al parecer, existe ya un principio de acuerdo para que la valoración económica se haga de manera equitativa entre todas las zonas que fueran a verse afectadas por la permuta de la vía pecuaria.

De esta manera, se valoraría prácticamente igual para el intercambio un suelo rústico que uno urbano, recayendo los costos de manera equitativa entre todas las partes.

El problema ahora es que el proceso puede dilatarse en el tiempo mientras se llevan a cabo las valoraciones e intercambios. No obstante, al menos permite desbloquear un proyecto que llevaba paralizado desde hace años.

En cualquier caso, Butrón ha destacado que "el desbloqueo de este proyecto va a permitir que también podamos desbloquear otros muchos que dependen de esta situación".

Lo que sí lamenta el delegado municipal de Urbanismo es que esta situación se está repitiendo en otros muchos proyectos, destacando que "la ciudad podría llegar a ofrecer hasta dos millones de metros cuadrados de suelo industrial, una extensión suficiente para atender toda la demanda de la Bahía. Sin embargo, el desarrollo de muchos de estos terrenos también se encuentra bloqueado, como ocurre con Miralrío II o con el Erial de la Feria, entre otros".

Lo curioso del caso es que el propio consejero de Innovación, Francisco Vallejo, ha alertado de la falta de suelo industrial disponible en la Bahía, adelantando su intención de mantener conversaciones con todos los ayuntamiento de este área para intentar conseguir terrenos de este tipo.

El delegado de Urbanismo ha advertido que esta situación de bloqueo, que en el caso de Miralrío afecta a una veintena de proyectos, también se está dando en otras iniciativas dependientes de la Junta de Andalucía. En este sentido, Butrón pone como ejemplo la presa contra avenidas, recordando al respecto que "hace un año pedimos una cita con Medio Ambiente para hablar del proyecto y a día de hoy seguimos sin respuesta". Butrón pide "a la delegada de Medio Ambiente que al menos nos reciba y nos diga qué piensa la Junta sobre la presa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios