copa del rey

Contra la historia y contra un adversario poderoso

  • Los amarillos acuden al Sánchez-Pizjuán con pie y medio fuera del torneo

Dpto. de Infografía Dpto. de Infografía

Dpto. de Infografía

"En el fútbol se ha visto de todo". Es el mensaje que más fuerza viene cobrando en los últimos días de cara al encuentro de hoy en el Sánchez-Pizjuán. El Cádiz tiene el más difícil todavía en el choque de vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey, después del 0-2 de la ida. La vertiente menos pesimista del cadismo recuerda que al campo del Betis se acudió con un 1-2. Lo que pasó aquella mágica noche ya lo saben todos... Hay que jugar esta tarde frente al Sevilla, pero el marcador del primer asalto, el potencial del enemigo aunque esté en horas bajas por lo del derbi sevillano, y la lucha contra una historia que dice que los amarillos nunca han ganado en Nervión al primer equipo hispalense, ofrecen un escenario poco favorable para la sorpresa. Pero hay que jugarlo.

La Liga va sobre ruedas para el conjunto gaditano, segundo en la categoría de plata y acumulando la friolera de diez jornadas consecutivas sin perder. La Copa es un premio que se ha ganado el equipo superando las primeras rondas hasta ser capaz de dejar fuera a todo un Betis. La Copa es también una oportunidad para los jugadores que gozan de menos minutos en Liga, aunque un poco problemática si las lesiones castigan algunas demarcaciones.

La cita de hoy en Sevilla puede servir para recuperar las sensaciones perdidas en la primera parte del encuentro de ida, para hacer un papel digno contra un equipo de Liga de Campeones y para evitar un marcador feo por parte de un adversario herido por la 'manita' que encajó en su campo ante el eterno rival. Si los jugadores sevillitas se presentaron en Carranza muy motivados por ser el estreno de Montella, esta tarde existirá el deseo de que el Cádiz pague los platos rotos por el 3-5 ante el Betis.

Los menos habituales de Cervera tienen la que será, posiblemente, la última oportunidad para reivindicar un lugar en el equipo. Se puede acabar el torneo del ko y muchas de sus opciones de estar sobre el césped con cierta frecuencia. Con los teóricos titulares o con los teóricos suplentes o con una mezcla de ambos, el sello del Cádiz será hoy el de siempre para cerrar filas con oficio, orden y capacidad de robar el balón para salir con velocidad al contragolpe aunque, a priori, no vayan a estar de inicio Salvi ni Álvaro García.

La explosión copera llegó en el ocaso de 2017 en un rincón de Sevilla y la despedida del torneo parece llamada en la otra punta de la capital hispalense, salvo que la historia dé un vuelco y sirva en bandeja de plata un premio llamado cuartos de final. Algo así como lo que buscan las agrupaciones de Carnaval en el recién iniciado concurso de coplas de Cádiz. Sólo un repertorio perfecto daría esta tarde el "apto" a los amarillos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios