El primero de los 'Diálogos de la libertad' analiza los vínculos entre las dos orillas

  • Cuauhtémoc Cárdenas y José Álvarez Junco inauguraron el ciclo en el Oratorio de San Felipe

La primera cita con los Diálogos de la libertad en el Oratorio de San Felipe Neri contó ayer con la presencia del político mexicano Cuauhtémoc Cárdenas, que fuera alcalde de México capital y tres veces candidato a la presidencia de la República, y José Álvarez Junco, catedrático de Historia del Pensamiento Político y los Movimientos Sociales- "Se hace imposible contar con dos figuras más destacadas para iniciar el ciclo", señaló Manuel Muñoz Fossati, redactor jefe de Diario de Cádiz y moderador de la iniciativa de la Cadena Ser, el Consorcio del Bicentenario y la Asociación de la Prensa de Cádiz.

Los relaciones entre España e Iberoamérica coparon parte de las intervenciones de ambos ponentes, destacando Cárdenas la necesidad de estrechar vínculos "ahora que celebramos ahora que celebramos el bicentenario de la Constitución de Cádiz, cuyos valores se trasladaron al otro lado del Atlántico, y el de la independencia de algunos países latinoamericamos". Cárdenas expresó su deseo de que México recupere la relación con España como puerta de acceso a Europa.

El hijo del que fuera presidente de México, Lázaro Cárdenas, destacó que la visión que se tiene de España en América latina "es la de una nación que crece como tal, con gran esfuerzo por mejorar y que ya no despierta rencores por su pasado imperial". Al hilo de esta intervención, Álvarez Junco aseguró tener la impresión de que en España "se ha tenido siempre poco interés por América latina". Aún así el historiador reconoció enorgullecerse de que España "pueda ser modelo de modernización económica y evolución tras la dictadura".

Preguntados por la semejanza entre los indígenas latinoamericanos y los nacionalistas en España, Cárdenas afirmó no ver en los primeros "las actitudes separatistas" de los segundos, recordando además que los problemas ocasionados por los nativos "se han resuelto al ser reconocidos por la sociedad con sus leyes y costumbres propias". Salió a relucir el concepto de nación y Álvarez Junco descartó que los valores defendibles "son los cívicos, los basados en la convivencia, que son los comunes y no deben llevar a enfrentamientos, a diferencia de la raza o el lenguaje".

Cuauhtémoc Cárdenas evocó el fraude electoral que vivió México con la victoria del PRI frente al PRD, candidatura que lideraba él mismo. Además relató los "objetivos comunes de la revolución mexicana y de los republicanos españoles exiliados y acogidos en mi país". Al respecto, y como cierre al diálogo, Álvarez Junco pidió a los españoles "el mismo espíritu para acoger a los que vienen de América latina en estos tiempos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios