La Policía interviene un arsenal de armas en los controles de la Punta

  • La Unidad de Prevención y Reacción se ha incautado de multitud de navajas, catanas y otros objetos desde su puesta en marcha en febrero · En el estadio Carranza han requisado hasta petardos con metralla

Catanas, navajas de todos los tamaños, cútter, cuchillos de cocina, martillos, bates, bastones o pistolas simuladas. La Policía Nacional mostró ayer todo un arsenal de armas que se ha incautado en los diversos controles que realizan los fines de semana en los alrededores de la zona de la movida o a la entrada de la Punta de San Felipe.

La Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Comisaría provincial ha logrado intervenir sólo desde el mes de febrero, cuando se puso en marcha, cientos de estos objetos, lo que refleja los niveles del trabajo realizado por este grupo formado por 18 agentes, en su mayoría jóvenes. Entre el armamento destaca la cantidad de catanas, unas cincuenta, o las más de cien navajas, sobre todo de tamaño pequeño para intentar camuflarlas y 'pinchar' con este elemento punzante sin que el atacado dé cuenta.

El propio jefe de la unidad, Antonio Coronilla, afirmó ayer que en una noche pueden llegar a intervenir varios bates de defensa y alguna que otra catana. Según explicó, el grupo empieza a trabajar sobre las doce de la noche, "a la misma hora que empieza la movida, para movernos igual que ellos" y monta los controles de vehículos y personas un poco antes, con una duración máxima una hora. "Si lo hacemos de más tiempo nos detectan y se avisan entre ellos, tenemos que ser muy rápidos", manifestó.

Coronilla quiso llamar la atención también sobre la cantidad de droga que alijan en estos dispositivos camuflados. Para su detención, suelen contar en ocasiones con los perros de la Policía e "intentar así que la droga no llegue en su totalidad a la movida".

Pero junto a las armas de la Punta, la UPR mostró en la Comisaría distinto armamento intervenido a los grupos ultras en las inmediaciones del estadio Ramón de Carranza, donde también actúa este grupo policial. A los radicales del Elche, uno de los rivales del Cádiz CF esta temporada, se le incautó, por ejemplo, llaves de pugilato o cadenas, comunes de los skin heads; y a las Brigadas Amarillas unos petardos con papel celo y tuercas como metralla, una especie de explosivo casero que fue destacado entre los demás por la Policía Nacional. A esto se les une bates o bengalas. Según explicaron los ultras suelen retarse por internet y enfrentarse en los alrededores de los estadios ante de los partidos de fútbol.

El jefe policial de la UPR resaltó "el peligro que puede suponer las distintas armas a esos chicos normales, que también los hay divirtiéndose, y que se encuentran indefensos ante estas circunstancias".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios