Memoria gráfica de los gaditanos

En 1861, apenas seis años antes del nacimiento de Diario de Cádiz, la ciudad contaba con trece gabinetes fotográficos, una cifra apenas superada por Barcelona o Madrid y que demostraba que a pesar de la decadencia en la que entraba en esa segunda mitad del siglo XIX, Cádiz mantenía una activa clase burguesa implicada en el progreso tecnológico.

La naciente fotografía atraía a muchos colectivos pudientes. No había familia bien que no acudiese a estos gabinetes para dejar para la posteridad estos primeros retratos. El padre, la madre y los hijos e hijas perfectamente ataviados y mirando fijamente a la cámara. Con el tiempo y los avances técnicos de la fotografía, la imagen salió de los estudios y comenzó a captarse la vida cotidiana en las calles y plazas de la ciudad.

Los paseos por el Parque y por las plazas, las fiestas callejeras del Carnaval, las meriendas en los terraplenes de San Severiano, las carreras de motos y caballos en la playa del Sur, el Tiro de Pichón, la vida en los muelles... El propio Diario de Cádiz convocó en 1908 un concurso fotográfico con motivo de las fiestas del Carnaval. Lo ganó Reymundo, uno de tantos nombres insignes que dejaron su impronta en la historia de la fotografía de la ciudad.

Pero más allá de los profesionales, desde la llegada de la fotografía a Cádiz, a mediados del siglo XIX, fueron muchas familias las que fueron atesorando un importante legado de imágenes de la vida particular de cada una de ellas. Una parte ha ido saliendo a la luz gracias al trabajo de investigación realizado por historiadores como Rafael Garófano, o gracias a secciones como La Calle de la Bomba, que desde hace años publica cada domingo este Diario, con imágenes antiguas también aportadas por los lectores del Diario. Pero aún así, todavía se guardan cientos, miles de imágenes escondidas en los archivos particulares de muchas familias. Los archivos particulares de nombres de referencia de nuestra historia, como Accame, Zilberman, Garófano, Vázquez Saa, Muñoz, De la Viesca, Fernández Repeto, Pujol... engrandecen la historia en imágenes de Cádiz.

Ahora, con motivo del 150 aniversario de su fundación, que se celebra el próximo 16 de junio, Diario de Cádiz pone en marcha un ambicioso proyecto que busca recopilar buena parte de este legado fotográfico, teniendo en cuenta que la primera fotografía conocida de la ciudad apenas tiene una veintena de años más que el propio periódico.

Bajo el nombre de 'Memoria Gráfica de los Gaditanos' y a través de la edición digital de Diario de Cádiz, los lectores puedan aportar, si quieren colaborar en este proyecto de recopilación de nuestra historia, sus fotografías familiares. Las más actuales y las que se guardan de sus padres, abuelos y bisabuelos.

Las imágenes se integrarán de forma automática en esta Memoria Gráfica acompañada de un breve texto explicativo de la misma, con fecha incluida y localidad, lo que facilitará posteriormente su búsqueda. Ya hay numerosos lectores procedentes de toda la provincia, que han aportado las primeras fotografías

A medio plazo se irá integrando en este archivo visual de los gaditanos parte de las fotografías que se han ido publicando en La Calle de la Bomba, para reforzar así el carácter enciclopédico de este proyecto.

La participación en este proyecto por parte de los lectores está regulada por una serie de normas. El periódico sólo publicará las imágenes que considere adecuadas de acuerdo con el objetivo del proyecto que pone en marcha.

Al tiempo, se solicita que el titular de la fotografía disponga de todos los derechos y autorizaciones necesarias para la incorporación de la fotografía al álbum fotográfico, autorizando a Diario de Cádiz a la exhibición de la misma.

Diario de Cádizno utilizará las fotografías en forma distinta a las expresadas en las normas, si bien el álbum podrá ser reproducido, total o parcialmente, en formato papel dentro del periódico, o cualquier otra publicación del Grupo Joly, o como una obra independiente, y todo ello con ocasión de las actividades propias del 150 aniversario de Diario de Cádiz.

Todas estas normas pueden leerse en su totalidad en la edición digital de Diario de Cádiz.

La Memoria de los Gaditano quedará así guardada para la posteridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios