Martínez advierte de la importancia del reto del 12 "porque nos jugamos todo como ciudad"

  • El balance de 2007 se centra en el Bicentenario, la vivienda y el empleo, sin ninguna autocrítica

Comentarios 1

El año recién concluido y el que ahora se inicia se consideran como fundamentales de cara a preparar la ciudad de forma adecuada para conmemorar los eventos del 2012. Ayer la alcaldesa, Teófila Martínez, lanzó una advertencia tanto a su equipo de gobierno como al conjunto de instituciones públicas y a la misma ciudad: "No podemos fallar ninguno, pero sobre todo el Ayuntamiento, porque nos jugamos todo como ciudad. El 2007 ha sido un año fundamental, con un importante impulso del Bicentenario en todo lo que le era ajeno al Ayuntamiento, que viene trabajando en este evento desde hace siete años".

El Doce centró el preámbulo del análisis que Teófila Martínez realizó sobre la gestión de su gobierno municipal en 2007. Un balance positivo sin el menor atisbo de autocrítica y renovados ataques a las administraciones socialistas.

A lo largo de poco más de una hora, la alcaldesa desgranó 365 días de gestión, mencionando también proyectos de 2006 a los que se les ha dado continuidad en el 2007 y otros que ahora se inician, mencionando especialmente dos actuaciones de gran calado: los nuevos distritos que acercan al político más al ciudadano, y la elaboración del nuevo Plan de Ordenación Urbana, que en el 2008 experimentará un avance fundamental.

Junto a ello, muchas obras. Algunas iniciadas con el único esfuerzo municipal pese al compromiso de apoyo, incumplido, de otras administraciones: como la tan esperada remodelación del Mercado de Abastos y los no menos deseados paseos marítimos de Astilleros y de Puntales-La Paz. Los desencuentros con la Junta han retrasado para el nuevo ejercicio el proyecto del Museo del Carnaval y han elevado en cuatro millones de euros el Teatro de Títeres, que afronta casi en solitario el Ayuntamiento, aunque espera que algún día pueda convertirse en el Teatro Nacional del Títere.

Capítulo destacado fue el trabajo desarrollado en la construcción y rehabilitación de viviendas, 127 nuevos pisos. En este caso ironizó, por una parte, ante el nuevo programa del Ministerio de Vivienda (PSOE) de apoyo al alquiler con opción a venta, plan ya veterano en Cádiz "que desarrollamos sin ninguna ayuda; y lamentó, por otra, la lentitud de la Junta a la hora de ejecutar la construcción de los anunciados pisos de realojo: diez años para terminar cuatrocientos. "Nosotros, en cambio, elaboramos la ordenanza municipal de infravivienda", asevera.

Todo fue bien, a decir de Martínez, en la creación de puestos de trabajo: Cádiz baja su tasa de paro frente a la subida en la provincia, Andalucía y conjunto del país. Y mejor aún en programas de carácter social, cultura y juventud.

En el 2007 mejoró el comercio y se potenció el sector turístico. Continuaron los trabajos de reforma de la red viaria y se anunció un II Plan Urban que se considera "único", pendiente de que la UE lo apruebe. Continuaron las obras en el estadio Carranza y se iniciaron en la piscina de Astilleros. Pendiente del pabellón del casco antiguo, se cerró el segundo año con déficit cero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios