juicio por la violación en sanfermines 2016

Un joven de 'la manada' admite que no hubo consentimiento "verbal"

  • Los acusados reiteran su inocencia y dicen que la denunciante accedió a las relaciones.

  • "Mienten como bellacos", afirma la acusación.

Comentarios 4

Los cinco sevillanos de la manada insisten en su inocencia, pero uno de ellos introdujo un matiz que puede ser decisivo para el resultado del juicio. Este acusado admitió en su declaración ante los magistrados de la Audiencia de Navarra que a la hora de mantener las relaciones sexuales no tuvieron expresamente el consentimiento verbal de la joven de 18 años, aunque insistió en que fueron consentidas.

Tras la declaración de tres de los acusados, que se prolongó durante cuatro horas en la sesión de la mañana, el abogado de la víctima, Carlos Bacaicoa, aseguró a los periodistas que éstos "mienten como bellacos" e insistió en que "lo que ellos cuentan no tiene nada que ver con lo que se ve en los vídeos". "Ellos han dicho que ella estaba de acuerdo, ni siquiera estamos hablando de un error de prohibición, de que hubiera mandado señales equívocas de que quería o no quería. Ellos han dicho que estaba de acuerdo", informa Europa Press.

El abogado consideró que una cosa es que en un procedimiento penal los acusados "tengan derecho a mentir, porque tienen reconocido ese derecho, y otra cosa es que te pillen en la mentira. Si te pillan en la mentira, te tienen que condenar. Si te pillan con la mentira te caes con todo el equipo, en principio", comentó.

El letrado precisó que en un momento de la declaración uno de los acusados ha reiterado, como hizo en la fase de instrucción, que la joven madrileña le dijo que "ella podía con dos y con cinco", una expresión que el letrado que ejerce la acusación particular rechaza rotundamente. "Ellos dicen eso, pero es una mentira de las más burdas que han dicho. Hay una cosa clarísima por la cual se ve que no dijo esa frase, porque ella siempre habló de cuatro agresores. De haber dicho algo así, hubiera dicho yo puedo con dos o con cuatro", opinó Bacaicoa.

El abogado añadió que los acusados no han podido demostrar que la joven accediera a mantener las relaciones sexuales y aseguró asimismo que "la versión que ellos cuentan no cuadra, queda absolutamente desdicha por los vídeos y por los audios. No puedo decir nada más".

A juicio de la acusación particular, sólo por "tres detalles" que han puesto de manifiesto los procesados durante su declaración "tendrían que condenarles", si bien no quiso precisar ninguno de esos extremos.Por su parte, el abogado Agustín Martínez, que representa a tres de los cinco acusados, explicó a los periodistas que en su declaración han ratificado el testimonio prestado durante la fase de instrucción, aunque se negó a concretar si los acusados habían manifestado que la joven "tomó la iniciativa" o si habían admitido que "no hubo un consentimiento expreso".

El letrado agregó que las defensas han planteado siempre que las relaciones fueron consentidas y, "a partir de ahí es tan simple como eso, no hay más", indicó, según informa Efe.

Tras escuchar la declaración de los acusados, Agustín Martínez mostró su confianza "sin lugar a duda alguna" en la absolución de sus clientes. Preguntado por los periodistas sobre si estaba satisfecho con el resultado de la octava sesión del juicio y el interrogatorio de los acusados, se limitó a decir: "Mirad por qué puerta salgo yo y mirad por qué puerta han salido las acusaciones", en alusión a que él había abandonado el Palacio de Justicia de Pamplona por la puerta principal.

Con respecto a las declaraciones de los cinco acusados, el guardia civil sí reconoció, como ya hizo en la primera sesión del juicio, que sustrajo el móvil de la joven, lo que ha considerado un fallo.

De otro lado, unas 200 personas se concentraron este miércoles a las puertas del Palacio de Justicia de Pamplona en protesta por la presunta agresión sexual que tuvo lugar durante los Sanfermines de 2016. En la concentración, convocada por las asociaciones Andrea, Lunes Lilas y Gafas Moradas, se gritaron frases como "Yo sí te creo" o "Venimos en manada", y el ruido de los manifestantes provocó que se tuviera que suspender temporalmente el interrogatorio de los sospechosos.

Con el lema "¡No es no! ¡Justicia", los manifestantes portaban carteles con frases como "Juicio a los imputados, no a la víctima" o "Nosotras te creemos".

Tres portavoces de los colectivos leyeron un comunicado, en castellano y en euskera, con el que mostraron que "hoy todos decimos yo sí te creo, hermana, hoy todos entonamos un no a la Justicia patriarcal", un "no a un sistema judicial machista que cuestiona no sólo la versión de la víctima sino su vida posterior a un proceso traumático como es una violación".

El letrado Agustín Martínez se quejó "amargamente de que se haya permitido la celebración de la manifestación", cuestionando que se haya interrumpido la celebración del juicio que se sigue en la Audiencia de Navarra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios