"Griñán no es capaz de enfrentarse a Zapatero para defender a Andalucía"

  • Antonio Sanz. "Queremos dar un mensaje optimista, de esperanza, y decir que 2010 también significa que queda menos para el cambio en Andalucía". El secretario general del PP andaluz dice que el PSOE plantea la economía sostenible, "mientras tiene un Gobierno Andaluz insostenible", bajo el dilema de la bicefalia. Es muy crítico con Griñán e insiste en calificar la deuda histórica como "traición a Andalucía".

Comentarios 34

LA sede provincial del PP en Cádiz está en la calle Cánovas del Castillo, un personaje muy apropiado para el caso. Allí se realiza esta entrevista en una mañana lluviosa. Desde la sala de prensa se ven azoteas y algunas torres miradores, ideales para otear el horizonte, en el que Antonio Sanz intuye muchas gaviotas. No disimula que es optimista.

- Terminó 2009. ¿Qué le ha parecido el cambio de Chaves por Griñán en la Junta?

-Es evidente que son más de lo mismo. Preside la Junta un hombre que es el responsable político de un millón de parados. Pero quien sigue mandando es Chaves. Griñán es como un mando a distancia, porque Griñán no es el líder del PSOE en Andalucía.

-Pero Chaves ya no está en la Junta, eso es obvio.

-Sí, pero el problema es que estamos entre un ex presidente que no se ha ido del poder en el partido, y un presidente que no acaba de llegar. Están hablando de economía sostenible, pero lo que hay es un Gobierno Andaluz insostenible.

-¿Esperaba más de Griñán?

-Griñán no es nuevo, ya era conocido como responsable de la política económica. Griñán no era el presidente que necesita Andalucía. Hace falta un presidente capaz de crear empleo, pero hemos tenido a Chaves y Griñán, los dos que han creado más parados cuando fueron ministros. Por el contrario, Javier Arenas fue el mejor ministro de Trabajo para crear empleo.

-¿Por qué critican la bicefalia?

-Porque es llamativa la obsesión enfermiza de Griñán por liderar el PSOE. Eso lo paga el millón de parados que hay en Andalucía. Nos podemos pasar la legislatura con el PSOE matándose por la herencia. Hemos perdido un año discutiendo si Chaves se iba o no se iba, y ahora hemos pasado otro año dedicado a ver si Griñán es o no es el líder del PSOE.

-¿Qué espera del año 2010?

-Va a ser el año de la consolidación y la confirmación de una alternativa política en Andalucía. El PP ha demostrado que tiene vocación de gobernar. El espíritu de Dos Hermanas es el espíritu del cambio. El PSOE ya ha demostrado que solo no es capaz de salir adelante. El PP se volcará el próximo año en presentar propuestas, aunque el problema es que siempre recibimos el "no" por respuesta. A pesar de todo, nos gustaría encontrar soluciones conjuntas y queremos dar un mensaje optimista de esperanza. 2010 también significará que quedará menos para el cambio en Andalucía.

-El PSOE dice que es el PP quien se opone a todo…

-Yo creo que hemos demostrado lo contrario. Al PP no le ha aceptado el PSOE ninguna medida en el Parlamento. El PP no hace oposición al Gobierno, sino oposición de Gobierno. Hemos presentado 10.500 iniciativas en este último año. El PP lleva la iniciativa frente al Gobierno sin pulso de Griñán, que por cierto es el peor que hemos tenido en Andalucía en los últimos años. Hemos presentado una reforma educativa, una reforma de la Administración, una reforma de la Justicia, un plan de austeridad, una ley del autónomo, planes de empleo, una reforma del sector público... Pues a todo ha votado en contra el PSOE.

-¿Tan mal se llevan los socialistas con los populares?

- Hemos ido con la mano tendida. Hace poco se presentaron 35 enmiendas para un nuevo modelo presupuestario y nos rechazaron todas. Eso demuestra que hay alternativa, que hay otro programa, pero el PSOE no oye a nadie. Y yo no digo que el PP acierte siempre, pero es imposible que no acierte nunca en sus propuestas. La estrategia del PSOE es inaceptable, por su soberbia y prepotencia.

-A Griñán le reconocerá algunos aciertos. ¿Qué ha sido lo mejor?

-Lo mejor que le recuerdo ha sido en relación con la ley del tabaco. Le oí que hará lo posible para no aplicarla en aquellos locales de hostelería donde hicieron obras para adaptarlos. Eso me parece lógico, aunque yo no soy fumador. Es la única vez que le he visto decirle no al Gobierno central.

-¿Qué ha sido lo peor?

-Griñán no es capaz de enfrentarse a Zapatero para defender a Andalucía. Por ejemplo, en la financiación dijo que sí, siendo el peor acuerdo; y en la deuda histórica le dijo que sí, cuando se ha defraudado e incumplido el Estatuto. Griñán no se enfrenta a Zapatero porque sabe que no le quiere y Chaves ya tampoco, y sabe que si se enfrenta no llegará a secretario general del PSOE de Andalucía. Por eso cede, y eso es terrible. En la financiación, los presupuestos dan 1.300 millones para Andalucía; y para Cataluña, que tiene menos población, dan el doble. Eso es incumplir el Estatuto y él no nos ha defendido. Igual que en la deuda. ¿Alguien se imagina que el cupo vasco se pagara con solares?

-¿La deuda histórica no es ya un caso cerrado?

-Está más abierto que nunca por el flagrante incumplimiento. Lo que ha hecho Griñán, aceptando ese pago, es la mayor traición de la historia política reciente en Andalucía. En cualquier democracia, un presidente que hubiera aceptado eso hubiera dimitido después. Si esto lo llega a hacer el PP no quiero ni pensar cuál hubiera sido la respuesta de los socialistas. Pelearemos por llevar el caso de la deuda histórica a los tribunales, después del fraude de Zapatero con el aplauso de Griñán. La Navidad no va a enterrar la deuda histórica, porque en enero daremos la batalla presentando recursos.

-A pesar de sus críticas, ¿considera positiva la gestión de algunos consejeros?

-Quizá hay otro talante en algunos consejeros, como el caso de Economía (Martínez Aguayo), que es una persona competente, aunque creo que con una política equivocada. En otros casos hay importantes frustraciones. Lo de Rosa Aguilar ha sido un fiasco para los cordobeses, pero ya lo es para todos los andaluces. Veo buena voluntad, aunque sin resultados, en Educación (Mar Moreno). Por otro lado, está Pizarro. Me parece un error poner al frente de la gestión de la política municipal a quien ha sido el látigo del PP, que gobierna muchos municipios. Y reconozco el esfuerzo y el empeño de la consejera de Asuntos Sociales e Igualdad (Micaela Navarro).

-El PSOE ha ganado siempre en Andalucía. ¿De verdad cree que los andaluces quieren un cambio?

-El PP está trabajando mucho en mejorar su estructura y buscar mejores candidatos. Si jugamos a ganar, ganaremos seguro. Queremos hacer llegar a los ciudadanos que ese cambio es seguro, pero también que será tranquilo, sin represalias. No venimos a destruir nada, sino a construir el futuro y hacer cosas distintas.

-Eso es teoría. ¿En la práctica cómo sería un cambio con el PP?

-En un solo mes, Javier Arenas sería capaz de darle un vuelco a Andalucía. En un solo mes pondrían en marcha medidas importantes, como una reforma fiscal y bajar el impuesto de sucesiones. Pondría en marcha un foro para reformar la Educación y un pacto educativo. En ese primer mes aprobaría un plan de austeridad para reducir los altos cargos y la burocracia de la Junta en un 50%. Asimismo, en el primer mes, habría un paquete de medidas económicas para pymes y autónomos, y medidas de empleo especialmente para jóvenes y mujeres, así como un plan de protección para mujeres víctimas de violencia de género. Todo esto se haría en un mes.

-Para ganar unas elecciones autonómicas, el PP debe mejorar en provincias como Sevilla.

-En política las matemáticas no existen. Cada provincia tiene características diferentes por la ley d'Hondt. Con los resultados de las Europeas, en Sevilla tendríamos un diputado más, pero en Almería los duplicaríamos y en Cádiz se podrían tener dos más. Hay que ver la estrategia en conjunto, para actuar en todas las provincias.

-Y además necesitarían mayoría absoluta, porque IU apoyaría al PSOE si le hace falta…

-Eso está asumido. Los ciudadanos saben que sólo tienen dos opciones. De un lado, el PSOE, que es más de lo mismo. Y del otro, el PP, que es un cambio a mejor.

-¿A UPyD no lo ve como partido sorpresa?

-Con un millón de parados es arriesgado hacer intentos de incorporar a otros partidos. Frente a la crisis, los ciudadanos saben que la única solución es el PP, y eso ya se vio a la hora de votar en las elecciones europeas.

-Fue ponente del Estatuto Andaluz. ¿Teme que le perjudique la sentencia del catalán?

-El Estatuto de Andalucía es constitucional y sólo se presentó un recurso por parte de Extremadura, por competencias del agua. Vincular el futuro de nuestro Estatuto con el de Cataluña, como hizo Griñán, es inaudito, otro error, porque él sabe que las diferencias son radicales. El Estatuto de Andalucía ni es soberanista, ni establece bilateralidad, ni rompe la unidad en la Justicia, y además tiene una cláusula de respeto a la Constitución.

-¿Cómo se imagina después de las elecciones de 2012?

-Estoy convencido de que Javier Arenas será presidente de la Junta. Él se lo merece, pero sobre todo Andalucía se merece tener ya un presidente como Arenas. Es una urgencia; por eso espero que nos den esa oportunidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios