Arenas aplicará el sistema del PP para ser candidato a la Junta

  • El Congreso Nacional aprobó en Valencia que el presidente del partido aspire a la Presidencia del Gobierno · El PP-A incorporará la enmienda en su reglamento

Comentarios 4

Se le hacía por Madrid, en la reunión del nuevo equipo del PP, pero Javier Arenas aterrizó en Sevilla sin hacer escala procedente del Congreso Nacional de Valencia. En la primera oportunidad de hacer visible que su prioridad es presidir la Junta de Andalucía, Arenas eligió comparecer, de improviso, en la sede regional.

Del Congreso Nacional del PP, el presidente de los populares andaluces regresa con la designación de vicesecretario Territorial y con una idea para el congreso regional que se celebrará en septiembre en Córdoba. El PP-A inroducirá en su reglamento una réplica de la enmienda transaccional aprobada en la Comisión de Estatutos por la cual el presidente del partido será el candidato a la Presidencia del Gobierno. De esta forma, según confirmaron fuentes del partido, se garantizará que el presidente de los populares andaluces sea elegido candidato del PP-A a las elecciones autonómicas de 2012.

El sistema, similar al utilizado en Estados Unidos para elegir a los candidatos a la presidencia del Partido Demócrata y Republicano, deja la elección del candidato al Gobierno en manos del voto indirecto de los militantes, a través de los compromisarios presentes en el congreso.

El reglamento de organización del PP-A aprobado en 2004 establece, en su artículo 20.3, que "la junta directiva regional tendrá con carácter exclusivo, la de interpretar el presente reglamento y proponer al Comité Electoral Nacional el candidato del Partido Popular a la Presidencia de la Junta de Andalucía".

La enmienda a debatir traducirá lo que ya es una práctica habitual en los populares. "Normalmente, el presidente del partido ha sido el candidato, está así identificado", afirmó ayer Arenas al ser preguntado sobre esta cuestión. Y añadió: "si salgo elegido presidente, iremos tomando posiciones y a nadie puedo ocultar que mi deseo es aspirar a la presidencia de la Junta si cuento con el respaldo de mis compañeros".

Días antes del congreso del PP, Arenas manifestaba que su etapa en Madrid estaba cerrada y que su única preocupación era Andalucía. No obstante, se ponía a disposición de Mariano Rajoy si el cargo a asumir en el partido era "complementario".

Al ser designado vicesecretario nacional y enaltecido con el apelativo de hombre fuerte en el PP, el PSOE arremetió contra Arenas por la acumulación de cargos. El presidente del PP-A aconsejó a los socialistas y al presidente de la Junta, Manuel Chaves, a su vez presidente federal del PSOE, que no se preocupen por él porque no va a disminuir su presencia y trabajo en Andalucía.

Arenas arremetió contra Chaves por dejar "vacante" la Presidencia de la Junta desde la celebración de las elecciones autonómicas, "sin tomar ni una decisión relevante para Andalucía, más allá de crear una nueva consejería, aumentar el número de altos cargos o aprobar una serie de medidas extraordinarias frente a la crisis económica que son realmente ridículas". Para Arenas, la confianza de Rajoy en su nombramiento, le proporcionará algunos "altavoces" de los que carecía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios