Los buzos voluntarios, dispuestos a inspeccionar otra vez el 'Nuevo Pepita'

  • El matador Canales Rivera participará en un festival taurino a beneficio de las familias de los fallecidos y desaparecidos

Los buzos voluntarios del equipo de Protección Civil de San Juan de Aznalfarache, Sevilla, volverán a intentar una nueva inmersión el próximo fin de semana para inspeccionar el pecio del Nuevo Pepita Aurora si el tiempo lo permite, y si realizan dicha petición los familiares de los desaparecidos y la Cofradía de Pescadores, según apuntó el responsable del grupo de buceo, Juliám Manso.

Este pasado domingo, realizaron una inmersión durante una hora, visionando los alrededores del barco, ya que no pudieron entrar en su interior al carecer de los permisos por estar aún la investigación bajo secreto sumarial.

Según detalló el responsable del grupo, encontraron bastante ropa de los marineros, así como objetos personales, y un paño de redes en el diámetro de 40 metros inspeccionado alrededor del pecio. No ocultaron su sorpresa por estos hallazgos, ya que creían que muchas de las pertenencias habrían sido arrastradas por las fuertes corrientes que azotan la franja costera gaditana.

De momento los buzos no pueden confirmar que no existan restos humanos donde está el barco, ya que muchos de los objetos visualizados estaban semienterrados, por lo que no se puede descartar que pudieran estar tapados por la arena. De hecho, encontraron un chaleco que fue reconocido por un familiar de los desaparecidos en las fotos tomadas.

Sobre la petición de las familias para bajar a la zona donde tuvo lugar el naufragio del barco el pasado 5 de septiembre, y donde quedó un paño de redes hundido a 137 metros, Manso aseguró que "eso lo tendrán que hacer robots como los que propuso la Fundación Titanic, ya que con botellas, un buzo como mucho está autorizado a bajar hasta 57 metros".

Desde la Fundación Titanic, su presidente Jesús Ferreiro, descartó poder enviar ahora robots a la zona al estar ocupados en otros menesteres. Con todo, Ferreiro asegura que "para bajar donde se encuentra el paño de la red del barco, no hace falta un robot que puede bajar hasta 5.000 metros, ya que cualquier patrón de pesca con un aparejo puede coger esa red, porque se sabe dónde está".

El presidente de la Fundación Titanic argumenta que "esas redes desde el principio están teniendo un misterio que no logro entender, No se autoriza a bajar ahí, han tardado muchísimo para lograr todos los permisos, es un lío que no ocurre en ninguna parte del mundo, es más, yo creo que esto solo ocurre en Andalucía. Estoy absolutamente seguro de que si este accidente ocurre en Galicia, en el País Vasco o Cantabria, esas redes hace tiempo que se habrían subido".

Ahora que se cumplen cinco meses del naufragio, se ha conocido que el matador de toros José Antonio Canales Rivera ha confirmado su presencia en un festival taurino a beneficio de las familias de los fallecidos y desaparecidos en el siniestro del pesquero Nuevo Pepita Aurora. El diestro gaditano anunció que para tan especial ocasión, estoqueará en solitario y de forma desinteresada a los novillos donados por las ganaderías de Torrestrella, Guateles, Partido de Resina, La Palmosilla y Los Derramaderos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios