La falta de rentabilidad del caladero marroquí pasa factura a Barbate

  • La Cofradía de Pescadores arrastra una deuda de 140.000 euros por tasas portuarias

La falta de rentabilidad del caladero marroquí ha pasado factura a la Cofradía de Pescadores de Barbate, que viene haciéndose cargo en los dos últimos años de la explotación de la lonja pesquera y la fábrica de hielo lo que ha supuesto un endeudamiento por tasas portuarias que supera los 140.000 euros a la Empresa Pública de Puertos de Andalucía (EPPA). La nueva junta directiva de esta Cofradía, encabezada por José Manuel Martínez, ha heredado un embargo al que están buscando soluciones con diversas operaciones de crédito y prorrogando los pagos, lo que está generando problemas de liquidez económica en la entidad, según matizó el patrón mayor.

El sector pesquero de Barbate sigue inmerso en la incertidumbre de regresar a Marruecos el 1 de abril, ya que aún está pendiente la celebración de una reunión de la comisión mixta que trate sobre el empleo de luces en el sur del caladero alauita. De momento los barcos saldrán a pescar el miércoles día 13 al caladero del Golfo de Cádiz al estar hasta finales de marzo en parada biológica la flota marroquí. A esta incertidumbre se une el alto precio del combustible y la falta de rentabilidad de la actividad pesquera que se comercializa en lonja por debajo de los gastos generados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios