Las precipitaciones dejaron en enero 708 litros de agua en la localidad

  • En este año hidrológico se registran ya 1.700 litros, 400 más que en el anterior

Grazalema hace honor a su fama de ser el sitio donde las nubes descargan más agua en poco intervalo de tiempo de todo el contexto de España. El año hidrológico en la Sierra gaditana está por ahora salvado con creces. Desde que se iniciara ese periodo el pasado mes de octubre hasta la fecha, el pueblo grazalemeño ha recogido un total de 1.700 litros de agua procedente de las generosas y constantes lluvias registradas en la zona.

Esa cifra rebasa ya de lejos la pluviosidad registrada el pasado año, que dejó en este municipio 1.344 litros. En sólo cuatro meses no sólo se ha superado esta cantidad sino que la ha sobrepasado en casi 400 litros. Un hecho que hace que muchos municipios de la Sierra respiren estos días tranquilos ante las temidas restricciones de agua en verano por culpa de la sequía.

De momento, hay reservas para rato. Y es que el mes con más precipitaciones ha sido el de enero, que ha dejado en Grazalema la friolera de 708 litros por metro cuadrado. Una más que destacada cifra que ha venido a traer a la población estampas tan genuinas como la abundancia de líquido en el nacimiento del río Guadalete o los llamados caños reventando por la acumulación de las depresiones y las correntías naturales. Unas circunstancias que hacían años que no se daban con tanto vigor. Febrero se comporta y en poco más de una semana se han registrado ya 183,5 litros. Los días más fértiles fueron la jornada del 1, cuando las lluvias descargaron 51 litros y el día 4, con 80,2 litros. Pero el otoño no se ha quedado atrás en precipitaciones. Octubre fue el mes que más llovió, con 275,3 litros registrados. Noviembre fue a la zaga y dejó la nada despreciable cantidad de 209, 2 litros. Por su parte, el mes de diciembre se cerró con 151,9 litros por metro cuadrado.

Este extremo no se mantuvo, por ejemplo, el pasado año, que fue escaso en precipitaciones aunque al final se compensó. Uno de los meses más pluviosos que conoció la población grazalemeña fue el mes de abril de 2008, donde las precipitaciones dejaron 504 litros. Cabe destacar que los años hidrológicos se miden de octubre a octubre.

La abundancia de la lluvia ha ocasionado el desembalse por tres veces de agua de la presa del Fresnillo en este periodo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios