La Base de Rota al capitán de fragata fallecido en la Antártida

  • Las instalaciones militares recibieron este martes los restos mortales de Francisco Javier Montojo 

El cuerpo llegó ayer a la Base, donde fue recibido por familiares, amigos, compañeros de promoción, de trabajo y autoridades esperaron. El féretro con los restos mortales del oficial, que estuvo al frente de la sección de astronomía del Real Instituto y Observatorio de la Armada y que estaba afincado en esta tierra, llegaba a casa un poco antes de la cuatro de la tarde.

Lo hacía en un Airbus 310 del Ejército del Aire, tras recorrer 12.400 kilómetros y volar durante 16 horas.

Cargado a los hombros de sus compañeros de promoción, escoltado por ocho infantes de marina, y con la banda de música del Tercio Sur interpretando 'Jesús de la Penas', el féretro fue introducido en un coche fúnebre para ser trasladado al Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, donde estaba prevista la realización de la autopsia para establecer más tarde la capilla ardiente en la capilla de las instalaciones roteñas.

El recibimiento a Montojo Salazar estuvo presidido por el secretario de Estado de Defensa, Agustín Conde; acompañado por el almirante jefe del Estado Mayor de la Armada, Teodoro E. López Calderón, y el Almirante de la Flota, Juan Rodríguez Garat. El equipo de repatriación, que ha viajado hasta Usuahia (Argentina) para encargarse del traslado del fallecido, -"nuestro compañero y amigo", señalaban- daba las novedades a las autoridades para terminar el sencillo acto.

Su último destino fue en la Dirección General de Armamento y Material del Ministerio de Defensa pero dejó huella en La Isla y en su Observatorio, donde coordinó uno de los proyectos más llamativos de todos los que se desarrollan en este centro científico de la Marina: el seguimiento y control de la basura espacial.

Según informó la Armada, el capitán de fragata "navegaba a bordo del Hespérides cuando desapareció en las proximidades de la base Juan Carlos I en la isla Livingston". Al conocerse, se inició la búsqueda en el mar "con todos los medios disponibles" y seis horas después, el cuerpo ya sin vida de Javier Montojo Salazar era localizado y recuperado. La ministra de Defensa agradecía ayer al Gobierno argentino su cooperación "absoluta" para hacer posible la repatriación del marino y trasladó "nuestro pésame, nuestra solidaridad y el cariño de todos sus compañeros" a la familia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios