La Guardia Civil busca a cuatro hombres huidos tras disparar a un agente

  • Los agresores abandonaron el Volkswagen Polo negro con el que eludieron un control del Instituto Armado en Setenil

Comentarios 9

La Guardia Civil ha desplegado un amplio dispositivo de búsqueda y captura del autor o autores de uno o varios disparos de escopeta contra un agente del Instituto Armado tras saltarse un control en el término municipal de Setenil de las Bodegas la madrugada del pasado sábado, tal y como adelantó ayer este periódico.

Afortunadamente, el guardia sólo sufrió heridas leves en la cabeza causadas por perdigonazos y no necesitó hospitalización. Se trata de un agente adscrito a la Unidad de Seguridad Ciudadana, con base en Cádiz.

El Instituto Armado busca con profusión de medios humanos y materiales a los cuatro hombres que se dieron a la fuga en un turismo Volkswagen Polo de color negro. Tras disparar con una escopeta de caza y munición de cartuchos, abandonaron el vehículo en su huida, confirmaron ayer fuentes oficiales de la Guardia Civil en Cádiz. El mismo portavoz informó de que se ha puesto en alerta a la Comandancia de Málaga.

Los hechos tuvieron lugar sobre las tres de la madrugada en la carretera CA-7276 a su paso por la localidad gaditana. Un vehículo se saltó la orden de parar y uno de sus ocupantes realizó un disparo con una escopeta.

Fuentes cercanas a la investigación aseguraron a Diario de Cádiz que todo apunta a que se trata de los integrantes de la misma peligrosa y violenta banda que a principios del pasado mes de julio mató de un tiro a bocajarro a una joven en la barriada rural puertorrealeña de El Marquesado. Y también de los mismos que semanas antes hirieron a un hombre en el núcleo rural de El Berrueco, en Medina Sidonia. De hecho, otras fuentes consultadas por este periódico coincidieron en que el control que eludieron los agresores la madrugada del pasado domingo no era rutinario sino específico: destinado a la búsqueda y detención de los miembros de la banda que acabó en El Marquesado con la vida de Tamara Leyton, de 19 años, e hirió a dos de sus familiares. Fuentes oficiales de la Guardia Civil no confirmaron ni desmintieron estos datos. Por su parte, aseguraron que el dispositivo trataba de localizar a los autores de unos robos perpetrados por la zona de la Sierra.

Tres coincidencias avalan, por el momento, la misma autoría del homicidio o asesinato de Tamara Leyton en El Marquesado, de los disparos que hirieron al hombre de El Berrueco y de los tiros que impactaron en la cabeza del agente en Setenil: el uso de un arma de caza, concretamente de una escopeta de cartuchos; el arrojo sin contemplaciones con que se efectuaron los disparos y el hecho de que la banda actuase mientras se celebraba una fiesta. El asalto de El Berrueco, el pasado 17 de junio, coincidió con el arranque de la Feria de Chiclana, que dista apenas 10 kilómetros del núcleo rural asidonense; el crimen de la joven puertorrealeña, con una verbena en El Marquesado y Setenil estaba de feria el pasado fin de semana. Tanto los asaltos de Puerto Real como el de Setenil sucedieron en una madrugada de sábado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios