Gallineras ampliará su capacidad hasta casi un millar de amarres

  • El Plan de Turismo Náutico prevé convertir este puerto deportivo en uno de los más grandes de la Bahía. La EPPA calcula que en alrededor de dos años podrán empezar las obras

"Casi antes de terminarlo, todos sabíamos que tendría que agrandarse". Cuando hace poco más de un año que entró en funcionamiento el puerto deportivo de Gallineras, la Empresa Pública de Puertos de Andalucía (EPPA), organismo dependiente de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta, ya ha anunciado su propósito de ampliarlo hasta alcanzar casi los mil atraques. Así lo anunció la propia directora general de la EPPA, Monserrat Badía, en una visita que llevó a cabo ayer por la tarde a las instalaciones.

Los trámites para abordar el proyecto de la tan esperada ampliación se encuentran mucho más avanzados de lo que había trascendido hasta la fecha. La actuación se enmarca en el Plan Estratégico de Turismo Náutico para la Bahía de Cádiz que tiene como finalidad la consolidación de las actividades náuticas en seis localidades fundamentalmente: San Fernando, Cádiz, Chiclana, Rota, El Puerto de Santa María y Puerto Real. Con un presupuesto global de 400 millones de euros, 15 de ellos se destinarán a las obras de agrandamiento del puerto de Gallineras. Este proyecto en concreto está ya prácticamente en fase de estudio, como ayer adelantó la principal responsable de la EPPA.

"Gallineras se puede convertir en uno de los puertos deportivos más grandes de la Bahía", puntualizó. Y es que pasaría de los 300 amarres que existen en la actualidad a casi triplicar su capacidad con cerca de un millar.

Pese al plazo de unos dos años que la propia directora de la EPPA estima para que den comienzo las obras, son todavía numerosos los estudios y planes previos que hay que redactar antes de que el proyecto de ampliación pueda empezar a materializarse. Lo primero será un Plan de Uso Global del Entorno referido a todo el litoral del municipio. Posteriormente, habrá que encargar el correspondiente proyecto básico, la declaración de impacto medioambiental... Como la misma Monserrat Badía reconoció, "estas actuaciones son lentas en cuanto a su gestación, pero tienen un buen fin que es responder a la demanda de los ciudadanos, quienes reivindican a la Administración contar con unos servicios".

La ampliación del número de amarres en Gallineras se abordará a través de la construcción de dos nuevos pantalanes para el atraque, uno a la izquierda del muelle principal frente al ya existente y otro a la derecha en un tramo de agua más cercano a la orilla. Además del levantamiento de los pantalanes en sí y de la habilitación de los puntos de amarre, también habrá que efectuar un dragado, bastante concienzudo si se tiene en cuenta que cuanto más cerca de la orilla más lodos y fangos se encuentran acumulados y resulta más difícil su extracción.

Pero la actuación no sólo será distinta durante su desarrollo; una vez acabadas, la intención de la Junta es que coexistan instalaciones fijas con otras eventuales, es decir, que permitan el fondeo a embarcaciones no asociadas al club deportivo de Gallineras y ni tan siquiera habituadas a navegar por la zona. O, lo que es lo mismo, la idea consiste en abrir el puerto al resto de la Bahía de Cádiz y convertirlo en un punto de referencia del denominado turismo náutico. "También podrán fondear en este puerto aficionados al mar que lleguen aquí con su embarcación, la dejen atracada y puedan darse una vuelta por la ciudad, comprar en sus tiendas y, al término de la jornada, volver a recogerla", explicó la directora de la EPPA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios