Chaves aborda su sucesión a diez días del 9-M y aboga por una mujer

  • A pesar de haber rehuido el asunto toda la legislatura, ahora lo agita mientras desde el PSOE niegan el debate · El candidato dice que "es el momento" de la cuota femenina

Comentarios 2

Cuatro años de legislatura sorteando el debate de la sucesión y lo abre a diez días de las elecciones. El candidato del PSOE a la presidencia de la Junta, Manuel Chaves, revolvió ayer el patio político al hablar abiertamente del tema y apostar por que sea una mujer quien tome el timón cuando él deje el barco a cuyo frente lleva 18 años. En una entrevista en la Cadena Ser, Chaves señaló que "ha llegado el momento" de que la cuota femenina llegue también al primer nivel de la administración andaluza y afirmó que la decisión final la tomará el partido, si bien puntualizó que él dejará claras sus preferencias.

¿Cómo? ¿Sucesión? Ese melón no está abierto, se empeñaban en dejar claro ayer tanto fuentes cercanas a Chaves como las versiones que provenían de la sede del PSOE-A. Pero las palabras del candidato situaban el debate en el primer nivel de la actualidad y daban poco margen a la duda. Otra cosa es que, a la vista de la repercusión de unas declaraciones nada usuales en el responsable andaluz, saltaran las alarmas y todos se dispusieran a ejercer de apagafuegos. Hasta el propio interesado, quien algunas horas más tarde de su intervención radiofónica matizaba sus palabras en Canal Sur y aseguraba que en su cabeza no cabe pensar en una retirada. De hecho, las fuentes citadas insistieron en garantizar que, si el PSOE vuelve a ganar las elecciones el 9 de marzo, Chaves agotará el mandato.

Las versiones extraoficiales se agarran a lo inapropiado que, desde el punto de vista de la estrategia de partido, puede resultar hablar de un recambio cuando los electores ni siquiera han votado. Además, hacer de la sucesión un debate propio podría interpretarse como una aceptación de uno de los principales reproches en los que coinciden la oposición en esta campaña, y es que Chaves, después de tantos años en el poder, tiene poco que aportar y que debería, por tanto, marcharse a su casa.

Mientras, y aunque sea difícil de entender que un político de la experiencia del titular andaluz improvise un discurso de este tipo sin reparar en los análisis posteriores, todas las fuentes insisten en que esta cuestión no se ha abordado en círculo interno alguno. En cuanto a la apuesta explícita por que sea una mujer quien ocupe su lugar, comentan que es un gesto más en ese camino de defensa del papel de la mujer en todos los ámbitos de la sociedad, algo que, en el caso de la Junta de Andalucía, se tradujo en el año 2000 en el primer gobierno paritario de España.

Chaves no protagonizó ayer ningún acto público de campaña, ya que su agenda se centró en la entrega de Medallas de Andalucía que la Administración autonómica concede cada año con motivo del Día de la Comunidad. Hoy retoma en Jaén su agenda como candidato.

03660630

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios