segunda semifinal

Con Manué hay que morir

  • La chirigota del Bizcocho confirma su pelotazo en una gran noche en la que también sobresalen Pastrana, Selu y Subiela

No te vayas todavía. No te vayas todavía.

No te vayas todavía. / Jesús Marín (Cádiz)

Comentarios 2

La emoción de la competición, el pellizco, el ingenio, la sorpresa... tuvo de todo esta segunda semifinal del Concurso de Agrupaciones del Gran Teatro Falla. Y un protagonista por encima de todos: Manué. El personaje del año, la revelación del curso, el inconformista. Porque no parece que esta vaya a ser su última noche antes de pasar a mejor vida, ya que su chirigota, 'No te vayas todavía', respondió con grandes letras al reto mayúsculo que se les planteaba. El Falla lo tuvo claro: si esto no es un pelotazo, que venga Dios y lo vea. La función reservó el plato fuerte para el final pero el menú fue sabroso y extenso, destacando como principales manjares los tangos de Pastrana, la ironía del Selu y la delicada pluma del Chapa y sus equilibristas.

'El batallón Fletilla' cargó su cañón con buenos tangos para intentar revalidar el primer premio conquistado el pasado año. Dulzura en la falseta y crítica potente en sus letras, la primera en defensa del aficionado que decide libremente guardar cola para el Falla (como se hace en muchas celebraciones en toda España, sin que se tache a esas personas de incultos y vagos) y la segunda para el caso de la anciana fallecida en Reus en el incendio de su vivienda, que alumbraba con velas al no poder pagar la factura de la luz. Bajaron un poco los cuplés, pero el popurrí, de altura, dejó un inmejorable sabor de boca. A seguir batallando.

No se mostró demasiado competitiva, en cambio, la comparsa 'Los depredadores', a peor en letras respecto a sus dos primeros pases. Primer pasodoble en defensa del pregonero y del Carnaval portuense y el segundo, un poco forzado, comparando a Sudamérica con Andalucía. Los cuplés tampoco sirvieron para elevar el nivel de su actuación. El grupo lo defendió bien, eso sí.

Acostumbra a ir a más en el Concurso la chirigota del Selu y su pase de anoche no fue una excepción. Su principal baza fueron una vez más los pasodobles, plenos de ingenio e ironía fina. La comunión de sus nietos y una reunión familiar fueron los temas de dos letras de altura, puro genio. Completaron su pase con dos cuplés simpáticos -que ya es algo- y un popurrí que funciona mejor cuanto más cala el personaje. No es una chirigota de grandes carcajadas, pero sí de sonrisa perenne. Muchas opciones de un pase más.

Tiene vía libre hacia la final el cuarteto de Aguilera y Piulestán, que mejoró lo ofrecido en anteriores pases. Es cierto que su parodia carece de un hilo conductor claro, pero su humor efectista sabe ganarse el favor del público. Simpáticos cuplés, originales, para la señora que se durmió en el programa de Juan y Medio y para Fernando Trueba. A más en el tema libre, construido en torno a un flashback en el que nos cuentan los orígenes de los niños del Patronato. Con una línea argumental que desarrollar ganan muchos enteros.

Cerró la primera parte la comparsa de Jesús Bienvenido, que por idea, tipo y resultado figura entre las favoritas para la final. No fue sin embargo su mejor pase en cuanto a letras en lo que va de Concurso. Su primer pasodoble fue en favor de un Carnaval globalizado, que ya no es de Cádiz sino del mundo. El segundo, para el drama de los refugiados, mejor. Discretos cuplés, por encima el dedicado al salón Manga, y buen popurrí, todo un espectáculo musical.

Tras el punto y seguido del descanso, disfrutó de su segunda experiencia en semifinales el coro de Lucía Pardo. Lo hizo con letras competitivas, nada de tirar el pase. Destacó el segundo tango, en el que se enfrentaron a los habituales huecos del patio de butacas durante muchas actuaciones frente a los aficionados de verdad que disfrutan de las coplas sin importar quién las firme. Mantuvo el nivel el primero, reivindicando la libertad de la mujer respecto a su cuerpo. Y también funcionó el segundo cuplé, para el coro de Luis Rivero. Ojo...

Se despide de la competición, salvo sorpresa este miércoles, la chirigota de Choza. Sus letras no fueron a priori demasiado competitivas para esta fase. Aún así, se les agradece el trabajo y el esfuerzo realizado para llegar hasta aquí. A continuación, emociones fuertes desde el alambre, pues les tocaba el turno a 'Los equilibristas', una comparsa que figura entre las favoritas para la gran final del viernes. Respondieron a esta condición con grandes letras de pasodoble, pura magia en la guitarra del Noly y la pluma del Chapa. Original enfoque para el primero, para las tres letras que marcan el sino de este país. Giro íntimo en el segundo, para una preciosa historia de amor más allá del tiempo. Desarrollado con enorme sensibilidad. El pequeño bajón de los cuplés lo olvidamos gracias a un popurrí que embelesa. Una comparsa de altura.

Cerró la función la gran sorpresa del presente Concurso, la chirigota de San José de la Rinconada 'No te vayas todavía', que dio el golpe en el certamen con un pase espectacular, tanto que el Falla acabó absolutamente rendido a Manué y compañía. Originalidad e ingenio para meter la directa hacia la final. Sus pasodobles, siempre al tipo, fueron para su éxito en el Concurso y para el Yuyu, un homenaje de parte de uno de sus alumnos aventajados. Sobresalió también el segundo cuplé, de nuevo para el finado, mientras que el primero, que no desentonó, fue para la lucha entre Errejón y Pablo Iglesias. ¿Quién le dice que no a Manué? Este muerto está muy vivo...

Fichas y vídeos de la sesión

Coro El batallón Fletilla

Comparsa Los depredadores

Chirigota Mi suegra como ya dije

Cuarteto Los del Patronato

Comparsa Los irracionales

Coro Mi gaditana

Chirigota Qué penita de Concurso

Comparsa Los equilibristas

Chirigota No te vayas todavía

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios